03 de mayo de 2015
03.05.2015
Faro de Vigo
Natación

La campeona Bea Gómez abandona la piscina temporalmente para ser operada del corazón

La deportista pontevedresa, ausente de la Copa de Gijón, pasa el martes por el quirófano

03.05.2015 | 03:10
La nadadora pontevedresa Beatriz Gómez Cortés, tras una prueba en la ciudad. // Rafa Vázquez

La olímpica y campeona de España Beatriz Gómez Cortés es la gran ausente en la Copa de España de Clubes de natación que se está celebrando en Gijón. Una anomalía cardíaca detectada el pasado mes de abril ha obligado a la laureada deportista pontevedresa a abandonar temporalmente la piscina por prescripción médica.

Beatriz Gómez, que el pasado mes de diciembre cumplió 21 años, debe ser sometida a una operación de corazón para resolver una comunicación interauricular localizada por los médicos de la Federación Española en una concentración celebrada en Tenerife. Según confirmaron fuentes próximas a la nadadora, la intervención quirúrgica se desarrollará el próximo martes en Madrid pero no presenta, a priori, complicaciones, ya que se trata de una operación poco invasiva y de la que podría estar restablecida en cuestión de días. En todo caso, la anomalía, de carácter congénito, obliga a la deportista a guardar reposo absoluto desde mediados del mes pasado. El problema se localiza en el tabique interauricular que divide la cámara superior del corazón en aurícula izquierda y derecha. Una formación anormal de esta pared durante la gestación puede provocar un agujero que permanece después del nacimiento.

La ausencia de la pontevedresa en la Copa de Gijón ha provocado que su club de toda la vida, el Galaico de Pontevedra, haya caído a los últimos puestos de la clasificación cuando generalmente alcanzaba grandes resultados. Esta circunstancia desató desde el pasado viernes todo tipo de comentarios sobre el estado de salud de Bea, que se proclamó campeona de España de 200 metros estilos en Barcelona el pasado verano. Fue precisamente en una concentración de la selección española en Tenerife donde se detectó la comunicación interauricular, un defecto cardíaco que está presente al nacer pero que puede tardar años en detectarse.

Los deseos de Bea Gómez de poder defender los colores de su club en la cita de Gijón se vieron cortados por la decisión de los responsables médicos de la Federación, que le aconsejaron inmediatamente un reposo absoluto debido al esfuerzo acumulado en los últimos meses. De hecho, esta anomalía cardíaca puede provocar que, con el tiempo, haya menos oxígeno en la sangre que va al cuerpo, lo que eleva la fatiga. Las fuentes consultadas explicaron ayer que se trata de introducir un catéter por una arteria, con el que llegar al corazón y resolver la anomalía.

Tras la intervención del próximo martes se calcula que el postoperatorio será cuestión de días y la esperanza es que pueda regresar a los entrenamientos a mediados de este mismo mes, en función de su evolución. La idea es que vuelva a ponerse a las órdenes de los entrenadores nacionales en la Residencia Blume de Madrid, en donde reside desde hace ya más de un año, con el fin de comenzar la preparación para el Campeonato del Mundo que se celebrará en Kazán (Rusia) del 24 de julio al 9 de agosto. La nadadora ya había logrado la clasificación hace unos meses para estar entre las mejores en dicha competición.

Su ausencia de la Copa de España hundió los resultados del Galaico en esa cita y posiblemente descenderá de la máxima categoría al no poder contar con su concurso. José Miguel Cano, presidente del club, señaló ayer que "estando ella sabíamos que iba a ganar sus pruebas, pero que además nos ayudaría mucho en el relevo. Es una pena porque somos el único equipo gallego que está en la máxima categoría". De la misma forma se expresó su madre al señalar que "está muy dolida por no poder estar con sus compañeras en Gijón". Aunque no quiso confirmar el alcance de la dolencia de su hija, Beatriz Cortés insistió en que la nadadora no sufría ninguna lesión ni enfermedad y que regresaría a las piscinas en pocos días.

Beatriz Gómez nació en Pontevedra en diciembre de 1994 y ya participó en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Entre sus mejores resultados destacan el Campeonato Mundial Junior en 200 metros estilos logrado en Lima, el cuarto puesto en el Europeo Absoluto en Piscina Corta de Eindhoven en 2010 en la modalidad de 200 metros braza y un sexto puesto en 400 metros libres en el Campeonato de Europa Absoluto disputado en Chartres (Francia).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook