21 de abril de 2014
21.04.2014

Un depredador de las áreas de Pasarón

21.04.2014 | 01:11
Un depredador de las áreas de Pasarón

Fue un partido en el que el meta no tuvo mucho trabajo, pero lo poco que le llegó lo supo solventar. En el tanto del Órdenes no tuvo nada que hacer.

En defensa realizó un buen trabajo, ya que por su banda no encontró el rival muchas facilidades, pero le faltó la sotura de otras veces para subir por la banda.

Fue uno de los peores encuentros que se le recuerdan al central vigués en Pasarón. Muy dubitativo a la hora de sacar el balón, pero además sin mucho acierto.

Regresaba al once inicial, y al igual que su compañero se le vio nervioso en algunas acciones, pero además en ataque no estuvo tan activo en las acciones a balón parado.

No fue el futbolista tan decisivo de otras ocasiones a la hora de subir la banda y hacer centros con peligro, aunque en los minutos finales mejoró.

Tuvo que jugar en la banda y se perdió una y otra vez, ya que no se trata de un jugador que tenga velocidad, pero además perdió mucho el balón.

Comenzó con muchas ganas y queriendo llevar las riendas, pero falló en los pases y sobre todo se excedió en los regates, lo que le pudo costar algún susto.

El delantero argentino volvió a recuperar la titularidad tras varios encuentros en el banquillo y volvió a demostrar que es un depredador del área, ya que aprovecha cualquier ocasión para rematar sobre la meta rival. Ayer lo intentó en la primera mitad, cuando nadie se lo esperaba, pero su media chilena acabó con el balón en la madera. Ya en la segunda mitad, probó de nuevo, pero en esta ocasión fue el meta quien detuvo su lanzamiento. Kevin Levis puede ser un futbolista decisivo de cara a los tres próximos encuentros que tendrá que disputar el Pontedra en los que está en juego de entrar en el play-off, pero además la posibilidad de acabar la liga como primer clasificado, por delante del Somozas.

Al igual que Fran Fandiño, no supo manejar el equipo desde el centro del campo. Los rivales recuperaron muchos balones ante la pasividad de los centrocampistas.

El futbolista de Vilalonga pasó desapercibido. Durante la semana estuvo con molestias y parecía sobre el campo que no se encontraba a gusto con el balón.

Jugó un primera mitad mediocre, pero tras el descanso mejoró mucho su rendimiento, sobre todo cuando se dejaba caer en las dos bandas.

Su entrada fue decisiva para darle un cambio al encuentro, ya que el equipo mejoró en todos los aspectos, pero sobre todo ganó en velocidad y verticalidad.

En los pocos minutos que jugó lo hizo bien, pero además demostró su calidad técnica logrando un tanto que entró por toda la escuadra.

Salió en un momento complicado y en una posición que no era la suya, pero aún así supo sacar balones comprometidos cuando más hacía falta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine