- ¿Cuál es su próximo objetivo?

- Este fin de semana vamos a correr dos pruebas en Almagro, y el mes que viene en Padrón, pero los objetivos primordiales comienzan con la Vuelta a Lugo y Vuelta a Coruña, a partir de ahí ya vamos a salir a ganar el máximo de carreras posibles.

- Son muchos años seguidos acabando siendo los mejores en el ranking nacional y eso tiene que ser un orgullo para los ciclistas del equipo.

- Por supuesto. Ya son siete años los que dominamos esa clasificación y eso se puede considerar un gran mérito, porque lo venimos luchando desde hace muchos años y al final recibimos nuestro premio. Estar siete años al frente de esa clasificación se dice muy pronto, pero por el momento nadie puede presumir de ese récord. Que nadie piense que fue fácil ganarlo, porque hemos tenido que luchar mucho a lo largo de esos años.

- ¿Echa de menos el profesionalismo?

- Como en cualquier otro deporte siempre te gustaría competir al más alto nivel, pero la situación es la que es y no hay sitio para todos. Hubo momentos muy buenos para el ciclismo español, ya que había patrocinadores y muchas carreras, pero ahora mismo es complicado encontrar algún sitio entre los mejores.