Un solo punto sigue separando al Marcón, cuarto clasificado, del liderato gracias a la victoria que firmó en su derbi con el San Adrián. Los pontevedreses sumaron una victoria determinante para sus aspiraciones después de 90 minutos plagados de polémicas. Los anfitriones se mostraron muy críticos con el arbitraje, que les dejó con dos expulsados (jugó con nueve desde el minuto 74) y cinco amonestados.

El conjunto visitante pudo haber ganado con un resultado más holgado. Llevó el peso de la primera parte desde los compases iniciales y se adelantó por medio de Zalo en una jugada que comenzó se saque de falta. , Los de Vilaboa después marcaron un gol que fue anulado por fuera de juego.

Tras la reanudación la hegemonía visitante fue evidente, sobre todo ante un equipo mermado por las expulsiones. De todos modos, antes de que éstas se produjesen Zalo ya había anotado el 2-0 definitivo.