28 de mayo de 2013
28.05.2013

Milo Abelleira firmará esta semana la renovación como director técnico

El entrenador pontevedrés acepta la rebaja en su nómina y seguirá en el club durante dos temporadas más - El técnico tiene la plena confianza de los miembros del consejo de administración para formar la plantilla

28.05.2013 | 00:00
Milo Abelleira y Mauricio Rodríguez conversan antes de un entrenamiento. // Rafa Vázquez

Milo Abelleira seguirá dos temporadas más en el Pontevedra, pero lo hará como director deportivo del club. Solo falta refrendar el acuerdo con una firma entre el propio interesado y Mauricio Rodríguez, presidente de la entidad, lo que se realizará en los próximos días.

El hasta ahora técnico del club no se opuso a rebajar la cantidad que tenía asignada en el anterior contrato para hacer posible el fichaje de otro entrenador. Era la petición que le hicieron llegar desde el consejo de administración. La única duda que tenía Abelleira era saber si estaba preparado para abandonar los banquillos por un período de tiempo, ya que es algo que viene realizando desde que dejó de ser futbolista, y de eso ya van muchos años. Finalmente aceptó el reto y se tendrá que encargar de la secretaría técnica y de coordinar todas las categorías inferiores, lo que le permitirá continuar el proyecto que inició hace ya dos temporadas.

En la tarde de ayer estaba prevista una reunión entre el presidente y el vicepresidente deportivo, José Manuel Fernández, con Abelleira, pero al final no se realizó. Ninguna de las dos partes confirmó o desmintió que se llegara ya a un acuerdo, solo que las posturas estaban muy cercanas.

Según ha podido saber FARO, en el consejo de administración hay consenso para la continuidad de Milo Abelleira. Algún consejero no era partidario de que continuase debido a la mala temporada en el aspecto deportivo, pero en el aspecto positivo estaban muy satisfechos por el trabajo en la base, y sobre todo, por amoldarse al presupuesto que tenía para formar los diferentes equipos esta temporada.

A partir de ahora, Milo como director deportivo tendrá que ponerse manos a la obra para formar la plantilla y el primer paso a dar es convencer a Fredi Álvarez para que se haga cargo del primer equipo tras finalizar el play-off de ascenso.

Ambos se conocen bien y todo podría hacer pensar que no habrá problemas entre ellos para formar un plantel competitivo y que sea capaz de dar el salto de categoría a Segunda División B, aunque esperarán a que finalice dicha fase de ascenso.

Abelleira, antes de llegar al acuerdo, ya había realizado sus primeras gestiones con los jugadores que militan actualmente en la plantilla y que interesan que sigan formando parte de la misma.

Él mismo reconoció que había operaciones muy adelantadas y que el único futbolista que todavía no dio el visto bueno es Jacobo, que espera la llamada de algún club de Segunda División B. El jugador de Bueu realizó una gran campaña y está ilusionado con poder debutar en la categoría de bronce.

La intención del director técnico es mantener a la mayoría de los técnicos de los equipos de la base ya que han realizado un buen trabajo a lo largo de las diferentes competiciones, al conseguir la permanencia en las máximas categorías en cada división.

Uno de los problemas que le queda por resolver al consejo de administración antes del 30 de junio es el pago de las cantidades que tienen pendientes de cobro los jugadores y los empleados del club en estos momentos.

En lo que se refiere a la plantilla, la mayoría de los futbolistas tienen pendientes de cobrar el mes de diciembre y un pico del pasado año, así como los meses de mayo y junio. Hay otros, que debido a que tienen contratos diferentes, pues algunos tienen Seguridad Social, tienen más meses pendientes, pero son casos excepcionales.

Por su parte, los empleados del club tienen más meses pendientes, aunque en las últimas fechas han recibido cantidades pequeñas, pero está previsto que puedan estar al día antes de finalizar la temporada. Están preocupados, pues el retraso es grande, pero convencidos de que no tendrán problemas para cobrar todo lo que se les adeuda.

La entidad granate todavía tiene pendiente de cobrar la mitad del patrocinio de la Diputación Provincial, es decir, 90.000 euros, así como otras subvenciones de las instituciones, Concello y Xunta de Galicia. En el momento en que dicho dinero entre en las arcas se harán efectivas esas mensualidades, tanto el personal del club, como a técnicos y jugadores de las diferentes categorías.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine