Por primera vez desde que ascendió a la Segunda Federación el Club Deportivo Arenteiro se enfrentará a un derbi provincial. En el Municipal de Espiñedo reciben, los que ahora dirige Javi Rey, al conjunto de Segunda RFEF de la capital, el Ourense CF. Esta mañana a las 12.00 horas.

Primer derbi entre ambos conjuntos en la categoría, aunque uno de muchos en su trayectoria en categorías menores, la última vez en Tercera Federación, precisamente peleando por alcanzar un ascenso que el Arenteiro logró hace ya dos temporadas y los pontinos este mismo año.

Así se presenta un encuentro de altura ante dos más que conocidos contrincantes que llegan en inercias casi opuestas. Por parte de los locales, a pesar de vivir el cambio de batuta de Fran Justo a Javi Rey hace poco más de una semana, los verdes siguen siendo los líderes, a tres puntos del siguiente en la tabla, el Real Valladolid ‘B’.

Cuentan en su expediente con una única marca negativa, la que sufrieron ante la Sociedad Deportiva Compostela en el último encuentro disputado en el feudo, donde los visitantes rompieron con la racha de 21 partidos sin conocer derrota. Invictos hasta esa fecha, tuvieron cambio de entrenador tres días después y otros tres más tarde se enfrentaron a domicilio al Burgos Promesas. Y de nuevo victoria.

Con ese balance reciben a un Ourense CF que llega en un mal momento en cuanto a resultados. A pesar de los esfuerzos de los de Rubén Domínguez, lo trabajado sobre el tapete no llega a consolidarse en los marcadores y acumulan ya tres derrotas consecutivas.

Cayeron ante un Coruxo que llegaba a O Couto con necesidad de reivindicarse, a posteriori, en el mismo escenario, en la eliminatoria de la Copa del Rey ante un Alcorcón que logró el pase en penaltis. Y ese trabajo les pasó factura a los ourensanos, porque tras esa jornada cayeron en As Eiroas frente a Bergantiños y en casa con el Gimnástica Torrelavega.

Así las cosas, con 15 puntos, se encuentran en zona de descenso, por lo que no será un encuentro en el que pongan las cosas fáciles a sus anfitriones.