Mañana a las 17.00 horas hay cita en Os Remedios, el Ourense Envialia se enfrenta en un derbi gallego de mucha intensidad a uno de los favoritos de esta temporada, el Poio Pescamar.

En las diez jornadas disputadas las visitantes han sumado 27 de 30 puntos posibles, con 9 victorias y sólo una derrota frente al Futsi Atlético Navalcarnero, lo que supone el mejor arranque de su historia en la máxima categoría y, además, la tercera plaza de la tabla, empatadas a puntos con las segundas, el Burela.

Mientras, por su parte, a las locales les costó arrancar, pero una vez que lo consiguieron no han querido bajar el ritmo. Las de Raquel Mondoruza acumulaban en su haber tres victorias consecutivas hasta la última jornada, se enfrentaron al penúltimo de la tabla, el Telde, y el conjunto canario obtuvo un reparto de puntos. Así que las ourensanas se presentan con 13 de los 30 puntos, suficientes para encontrarse en el ecuador de la tabla aunque con la vista puesta en enlazar triunfos para asentarse en puestos superiores. Una vez más no podrán contar con Judith, Elisa e Iria Saeta, con lesiones de larga duración, pero vuelven Vane Barberá y María Arias, para medirse ante un viejo conocido.

Además, será derbi solidario porque el Envialia colaborará en la Operación Quilo de la Asociación Amencer recaudando alimentos en el pabellón.