Bajo la lluvia, así apareció el Club Deportivo Arenteiro ante una afición desplazada a O Couto para conocer las caras nuevas del club, y reconocer las viejas, en el único partido de pretemporada que los de Fran Justo jugarán en “casa” o lo más cercano, O Couto, a causa de las obras de Espiñedo.

Nuevos y antiguos saltaron al césped para hacer cara a un Primera Federación de renombre, el Racing de Ferrol, y aunque la intención es ir preparándose para la temporada, sin ponerse metas en lo que al resultado del electrónico compete, lo cierto es que los verdes, que actuaban de locales, no pusieron las cosas fáciles y sellaron un empate con muy buenas sensaciones de cara al próximo curso.

Para empezar abrió boca el equipo visitante, sin tiempo de posicionarse en el campo, apareció un gol tempranero de Manzanara, queriendo resolver rápido y marcando ritmo. Pero la respuesta la dio apenas doce minutos más tarde uno de los últimos fichajes del Arenteiro, Samu Santos,para que tan solo otros diez minutos más tarde brillase otra de las incorporaciones, Lamelas, poniendo a los suyos por delante. Pero la ilusión la deshizo con celeridad Manu Justo poniendo el segundo tanto ferrolano a tres minutos del descanso.

Ya en la segunda parte disminuyó la intensidad y con ella las ocasiones, por lo que el resultado no varió, dejando sabor a victoria, y al Arenteiro con confianza para una exigente prueba este sábado: fase de la Copa Federación.