Pasadas las 19.30. A esa hora atravesó el autobús del Ourense CF la ciudad de As Burgas para reunirse con su afición en el Puente Romano y celebrar allí, con ellos, el reto conseguido de la temporada, el ascenso a la Segunda Federación .

No importó el calor ni las horas de trayecto desde Madrid, los pontinos bajaron las escaleras del autocar con más energía que nunca tras haber logrado un hito histórico para el club y festejarlo con los suyos. Gritos, canciones, bombos, camisetas, banderolas y bufandas bañaron un barrio de A Ponte orgulloso de su equipo. 

Los pontinos lograron el cometido en la madrugada del sábado, ya en horas del domingo, en Las Rozas al doblegar por un sólido 4-0 a la Agrupación Deportiva Llerenense. “Es la gloria después de tanto tiempo trabajando”, proclamaba el entrenador ourensano, Rubén Domínguez, profundizando en el esfuerzo realizado a todos los niveles, “tanto a nivel individual como a nivel colectivo, hemos trabajado mucho por esto, tanto los jugadores como el propio club, es para nosotros esto... indescriptible”.

Mayor facilidad de descripción tenía para el míster todo lo pasado para llegar hasta una meta tan ansiada, “llegar hasta esta última fase fue muy duro, sobre todo a nivel mental, pasamos todo el año llevándonos golpes y ya en la segunda vuelta, que fue especialmente espectacular, nos encontramos a un Polvorín que hizo un temporadón y nos llevó a pelear en el play-off. Lo intentamos hasta el final y nos tocó el equipo más en forma de la fase regular, el Fabril, vencimos y luego nos tocó en semis un equipazo como es el Centro de Deportes Barco y finalmente nos vimos en Madrid jugando contra el campeón de otra región. Con calor, con campo de hierba artificial... y con los chavales dado una muestra de madurez, de saber hacer, de experiencia espectacular”.

Rubén Domínguez pedía tan solo un empate antes del encuentro, con un 0-0 se conformaba, era lo mínimo para el ascenso y al Ourense CF les servía, pero ya con el gol de Tiago abriendo boca lo cierto es que pidieron más, apareció Gabri Palmás y puso el segundo y sobre la bocina del descanso Calvo, en propia puerta hizo el tercero. Al regreso de los vestuarios de nuevo Palmás encontró la red. Fue el último de una jornada intensa en la que todo el equipo reconoció, “muchos nervios pero también mucha ilusión”. También todos se pusieron de acuerdo para algo más, la dedicatoria del ascenso, familia, parejas, amigos fueron los elegidos al lado de “la afición que ha estado ahí desde el principio y sabe que esto es un trabajo de años”. El único en apuntar algo distinto fue el propio entrenador, “a Camilo (el presidente), porque es muy fácil acordarse de uno cuando todo va bien pero él se acordó de mí cuando no tenía equipo, cuando no entrenaba”.

Con la victoria tan reciente lo único que saben a futuro es que ha llegado el momento de disfrutarla.

El ascenso ourensano salva al Choco

Aunque el ascenso sea ourensano, detrás del propio club, del Ourense CF, donde más lo celebraron no fue en O Couto, en el feudo de los pontinos, fue en otra de las provincias gallegas, en Pontevedra y en concreto en la localidad de Redondela, porque sí había un equipo especialmente preocupado por el resultado de Las Rozas, ese era el Choco. El equipo de Juan Amoedo temía el descenso a preferente, por arrastres, tras el descenso del Arosa asumían la circunstancia, su única baza para mantenerse era el ascenso ourensano. Logrado. Casi dos ascensos en uno.

El Concello prepara una recepción

Lo cierto es que el fin de semana y en concreto la noche del sábado fue noche de ascensos para la ciudad de Ourense, primero lo logró el Club Ourense Baloncesto midiéndose ante Navarra en el Paco Paz. En casa, en cuanto a resultado en el electrónico, perdieron, pero con los puntos de la ida ganaron y ya son de LEB Oro. Después llegó el ascenso del Ourense CF a Segunda RFEF y ya hace una semana el de la Unión Deportiva Ourense a Tercera. A todos ellos el concello quiere rendirles un homenaje, “por los éxitos deportivos de esta temporada que finaliza”, así que organizará una recepción oficial en el Auditorio Municipal para celebrar los ascensos alcanzados. En los próximos días se confirmará el día y la hora de la recepción, que “será un gran evento con los jugadores y personal de los equipos, e incluso aficionados que quieran acercar”, trasladan desde el consistorio. El propio alcalde, Gonzalo Pérez Jácome congratuló a los tres conjuntos, “vaya fascinante temporada nos espera”, manifestó.