El equipo Infantil de Morcegos H. L. de Ourense jugó este domingo una descafeinada jornada en el pabellón de Monte Alto de A Coruña, ya que uno de los partidos programados para jugarse, contra los coruñeses de Brigantium, se tuvo que suspender por COVID-19 en el equipo local.

El otro encuentro previsto contra Alquimia de A Coruña si se pudo disputar, cerrándose con un cómodo 6-14 para los ourensanos. Aunque el equipo visitante siempre estuvo por encima en el marcador, los locales aguantaron la presión morcega hasta pasada la mitad del primer tiempo, en el que se llegó al parcial de 4-4. Pero a partir de ahí, la distancia en el electrónico se fue ensanchando hasta el pitido final, con el mencionado 6-14.

El juego ourensano fue siempre ofensivo, ya que la ventaja de jugar en campo contrario alejaba la ficha de la portería propia, defendida por Olivia, que se tuvo que estrenar en portería, ya que el portero titular, Dani, no pudo acudir en el último momento por estar de baja. No obstante, Olivia fue de menos a más, y al final del encuentro asombraba por su seguridad bajo el arco. Los goles, muy repartidos: con 3 tantos, Guille, Héctor y Mateo S., con dos, Jacobo y Yeinder, y con uno la capitana, Lola.

Claro triunfo del cuadro infantil del Morcegos, que deja muy buen sabor de boca de cara a los siguientes encuentros ligueros.

El próximo sábado, 15 de enero, será el turno del equipo alevín de Morcegos, que jugará en la Piringalla de Lugo dos encuentros contra Brigantiños y Meigas.