El Club Ourense Baloncesto ha entrado en una racha negativa, los ourensanos han sufrido su tercera derrota consecutiva tras un partido que se decidió al final por pequeños detalles ante Ponferrada.

Los de Armando Gómez se desplazaron hasta el Lydia Valentín con la intención de recuperar sensaciones, sin embargo los locales salieron mejor y aunque en el primer cuarto reinó la igualdad pusieron las cartas sobre la mesa haciendo que se cerrase con un 16-14.

En el segundo cuarto continuó la igualdad pero con un COB más intenso en defensa y con mejores situaciones en ataque, fue entonces cuando comenzó a despegar el conjunto gracias a Nogués y a Javi Marín que pusieron las tablas en el marcador, 28-28. Apretando se llevaron el encuentro al descanso, 34-38.

En el tercer cuarto más de lo mismo, ninguno de los dos conjuntos era capaz romper el partido pero se inclinó la balanza por el equipo local, 57-53. Situación que se repitió en los últimos diez minutos, 74-71 y a pensar en Marbella.