Cinco días son los que tienen por delante los ‘Red Sticks’, la selección española masculina absoluta de hockey hierba que ayer llegó al campo de Mariñamansa para enfundarse el traje de faena y comenzar con los entrenamientos en un stage de preparación.

Los porteros también se pusieron a punto. | // IÑAKI OSORIO

La preparación está planteada con vistas a un nuevo ciclo olímpico , y es que la ciudad de As Burgas es el punto de partida del combinado nacional para París 2024, un proyecto denominado “Road to Paris” de cara a la clasificación de España para una cita tan importante. Una nueva etapa que arranca en territorio ourensano donde permanecerá hasta este domingo.

Se trata del estreno del nuevo seleccionador, Max Caldas, que ha ensalzado la reforma de las instalaciones de Mariñamansa donde el campo cuenta con una nueva superficie de juego. 

Sobre ese nuevo terreno, a las 17.00 horas, ya se comenzó a golpear la bola en los primeros compases del entrenamiento de la selección absoluta. La sub-21 también se encuentra concentrada en Ourense y tampoco ha desperdiciado el tiempo, a las 19.00 fue su turno. Unas jornadas que repetirán en el día de hoy pero en turno matutino y es que, por la tarde, a las 19.00 horas disputarán el primer partido entre ambas selecciones. 

El viernes más entrenamientos y acto institucional en el auditorio de Ourense. Para el sábado la jornada es más intensa; además de los entrenamientos, los jugadores de la absoluta compartirán un clínic con los más pequeños. Para el acto de inauguración oficial del campo habrá que esperar hasta el domingo a las 12.00 horas tras el partido que despedirá a la concentración.