A pesar de ser festivo la antigua Tercera División, actual Tercera Federación, no descansa; los equipos ourensanos tienen hoy nuevas citas para seguir sumando a los casilleros con el objetivo de evitar llegar con presión a la fase final de la Liga. 

Con todo, el único que actuará como local es el Ourense CF, precisamente el equipo al que le tocó descansar esta última jornada. Con un cansancio menor que los otros dos ourensanos, los pontinos reciben al filial del Deportivo, al Fabril, un equipo que reúne experiencia y juventud y al que se enfrentan con los objetivos claros; tener el control del juego será esencial sobre todo trabajando en el feudo, no permitir perdidas de balón y “presionar al rival”, advierte el entrenador asistente, Roberto Álvarez. 

El conjunto de Rubén Domínguez llega, además, tras una victoria por la vía rápida en Santa Mariña. La pasada semana se enfrentaron al Choco de Redondela y Amín dio el triunfo cuando aún no habían pasado 10 minutos del encuentro. Fue la primera victoria de la temporada y la hoja de ruta por la que quieren regirse. Por su parte el Fabril también llega de una victoria y casualmente con el mismo rival, en total en su haber: un empate y cuatro victorias. El duelo, en O Couto a las 18.00 horas.

Carretera y manta

Hasta Cantarrana tendrán que desplazarse los barquenses, el equipo que dirige Javi Rey se enfrenta al Viveiro a las 17.00 horas en un duelo al que llegan con la presión de continuar en racha, los de Calabagueiros llevan pleno de partidos ganados, cinco disputados y cinco vencidos. Mientras que el Viveiro llega de una derrota ante un conjunto recién ascendido: el Juvenil de Ponteareas, con ganas de quitarse el mal sabor de boca ante su afición.

El Atlético Arnoia también juega a domicilio, los pimentoneros se miden al Estradense en el Municipal de A Estrada, a las 18.00 horas. Los de A Queixeira se dejaron este sábado tres puntos en casa y no pueden permitirse repetir resultado ante los de Alberto Mariano que han sumado sus primeros tres puntos y con ellos la confianza para no ceder ni una a los visitantes.