El ‘Arnoia Termal Bike” que organiza el Inorde con el apoyo de la Axencia de Turismo de Galicia reunió ayer a 250 aficionados al ciclismo de montaña procedentes de casi una veintena de provincias españolas, que pudieron descubrir a través del deporte sobre dos ruedas la belleza natural y paisajística que ofrece la provincia de Ourense en la comarca de O Ribeiro. 

La gerente del Inorde, Emma González, estuvo junto al delegado territorial de la Xunta en Ourense, Gabriel Alén y el delegado del Grupo Caldaria, Javier Soto, en la salida de la prueba que estuvo encabezada por el padrino de la misma, el alaricano, Iván Feijóo, y el recientemente llegado de La Vuelta a España, el ourensano Carlos Canal.

Desde allí, Emma González reivindicó que “la promoción de Ourense como destino de turismo deportivo es una de las principales apuestas del gobierno provincial, ya que Ourense, año tras año, demuestra la gran capacidad para traer numerosas pruebas de primer nivel de diferentes disciplinas deportivas, como la reciente Vuelta Femenina, la Ceratizit Challenge by La Vuelta, desarrollada en Manzaneda o la Vuelta a España, y también la capacidad de desarrollar sus propias pruebas como el Arnoia Termal Bike”. 

La competición tuvo su salida y su llegada en el concello de Arnoia pero el recorrido llegó a concellos limítrofes como Cartelle y Cortegada dándose cita un total de 125 participantes en el circuito de gran fondo, con 70 kilómetros, que se disputó por parejas y más de 125 en el recorrido de medio fondo, con un trazado de 50 kilómetros y en formato individual.

Este evento, junto a los celebrados anteriormente como el “Ourense Strade Termal” y la “Ribeira Sacra Cycling Road”, persiguen el objetivo de demostrar el potencial de la provincia para acoger eventos deportivos que contribuyen a la dinamización de los territorios y, en consecuencia, a su vida social y económica, así lo explicó la gerente del Inorde, destacando que “la alta participación y los aficionados que llegan de diferentes puntos de España demuestra el gran atractivo turístico que tiene Ourense”.

Además, también pudieron participar aquellos aficionados a la bicicleta eléctrica.