El Atlético Arnoia tuvo que esperar un mes para conseguirlo pero lo logró, es de Tercera División.

A pesar de que el partido debería haberse disputado el pasado 27 de junio finalmente el encuentro frente al Cultural Areas se celebró este domingo, después de mucha tensión en el equipo de la comarca del Ribeiro que temía que la decisión final sobre el Grupo Sur de la Preferente se tomase en despachos, por falta de tiempo para realizarse sobre el verde, y después de varias propuestas a la Federación para que se pudiese desarrollar en el campo, el conjunto de A Queixeira tuvo su final feliz.

Avanzaban la misma semana que si jugaban en el campo “tenían el 90% de posibilidades de ascender” y no se engañaron, aunque el partido comenzó favorable para los visitantes, que metían presión a los blancos con un 0-2 en el marcador, los locales tenían una misión clara y lograron el objetivo: la remontada y con ella un ascenso histórico para el club.

“Las emociones pasaron de tener el corazón encogido con el 0-2 , en el descanso, a la euforia más grande a lo largo del partido”, así expone el vicepresidente del club, Rodrigo Aparicio, como se vivió desde la directiva un ascenso que es “histórico para nuestro equipo, para el Atlético Arnoia, pero es histórico para todo el Ribeiro. Por eso en el campo fue muy duro, había mucha expectación, mucho ambiente y con ese marcador... había muchísima tensión, pero cuando remontamos fue la euforia. Ahora a ver cómo afrontamos la nueva temporada, a ver cómo nos tratan los resultados, La cogemos con muchísima ilusión y esperando dar lo mejor de nosotros y, sobre todo, esperando disfrutarla porque hemos trabajado mucho por ella”.

El retraso en la finalización de la Preferente ha llevado a que el club únicamente tuviese dos días para inscribirse en la nueva categoría, ayer y hoy, “de la ilusión a todo el papeleo que se nos ha venido encima, inscribirse en preferente y en las regionales es fácil, esto es otro estilo”, manifestaba Aparicio.

También el retraso afecta a plantilla y pretemporada, mientras que sus futuros rivales ya comienzan a entrenar de cara al próximo curso y ya han anunciado fichajes, el Arnoia aún está aterrizando, “ teníamos un equipo medio configurado pensando en Preferente, porque la Tercera podría darse o no darse y no queríamos quedarnos sin fichas y ahora, con el ascenso, estamos intentando recomponerlo, hemos tenido la suerte de que a nivel Tercera, en la provincia, solo nos hacen competencia el CD Barco y el Ourense CF así que algo aún hay en el mercado, además esperamos que renueven más de diez jugadores, la base del Atlético Arnoia va a seguir siendo la misma”, explica el vicepresidente.

La base del equipo sí, pero no el cuerpo técnico, regresa desde el CD Barco el míster Iván González y hay que decir adiós a Juanjo Vilachá para quien las emociones están “contrapuestas” porque “felicidad por el ascenso merecido para el club pero también un sabor amargo por tener que dejarlo, nos gustaría acompañar al equipo en Tercera, ya que se logró el ascenso nos gustaría disfrutarlo con ellos”.

Pese a todo se queda con “la gratitud hacia los jugadores, infinita, se portaron excepcionalmente, no tengo nada que reprocharles, al contrario, todo por agradecerles. Gusta que se reconozca el trabajo, porque estuvo bien hecho y porque el resultado fue bueno y, aunque no es lo más importante, es bonito que la gente lo valore”, finaliza el exmíster.