El Club Ourense Baloncesto disputó ayer el partido aplazado de la decimosegunda jornada frente al Levitec Huesca, un encuentro que no se había podido celebrar en su fecha original debido a los casos de coronavirus en el equipo aragonés. En este regreso era el equipo local el que salía de una cuarentena por la misma situación. 

Era un partido complicado desde el punto de vista clasificatorio porque el Huesca sabía que necesitaba vencer para aferrarse a la permanencia y el COB era consciente de lo mismo pero sumándole los problemas físicos del parón forzado.

Con una situación similar sobre la cancha, el primer cuarto transcurrió con igualdad. Comenzaron anotando los locales de mano de Arkeem Joseph y Evan Yates pero los visitantes se sumaron al electrónico y empezaron los empates, 4-4. Los dos conjuntos apretados por la situación denotaban nerviosismo pero sin conseguir una ventaja reseñable. Gonzalo García de Vitoria metió a Dimitrijevic y el base serbio fue capaz de contener durante unos minutos los triples de Parejo y Corvalán marchándose el primer cuarto en un 20- 21, el mejor parcial del partido. 

 En el segundo cuarto parecía que se mantenía la igualdad, pero el Huesca tomó el peso del partido dominando en el rebote con un Ourense afectado por la inactividad debido al paso del virus , así los aragoneses consiguieron escaparse con un 32-38. Pero aún había partido y salieron Yates y Uriz para recortar distancia, 39-43 antes del descanso, aún prometía.

En la segunda parte era mucha la presión, mucha la tensión y mucho el sentimiento de estar peleando en una final pero también mucho el cansancio entre las hombres del Ibereólica Renovables Ourense ya abatidos después de un parcial demoledor que había afectado moralmente y que se notaba en cada jugador.

El Levitec Huesca lo descubrió enseguida y, acompañado de una gran lectura de la pista, no tardó en aprovecharlo para sacar una gran ventaja. 

Con esta tónica el tercer cuarto fue un festival de triples en el que los hombres de Óscar Lata consiguieron alejarse de los ourensanos que no eran capaces de reaccionar mientras veían como Rosa y Mackenzie encontraban el camino a su aro a base de juego exterior.

Los de Huesca rompían el partido yéndose la ventaja a 18 puntos que sentaban como un nuevo jarro de agua fria a los locales, 47 -65 y en esta renta se mantuvo hasta el final del cuarto donde consiguieron un 50-68.

Bajo estas sensaciones, en el último cuarto el Club Ourense Baloncesto ya no era capaz de infligir daño en el juego interior y en el exterior ya no habían triunfado con anterioridad por lo que, unido al cansancio físico acumulado, el Huesca se llevó una victoria a más de 20 puntos de renta, 65-91.

“Me da mucha rabia ganar en estas condiciones”

El entrenador del Levitec Huesca, Óscar Lata ha querido sentenciar al acabar el partido que, a pesar de lo que dicte el resultado final en el electrónico, bajo su óptica, fue un partido “muy igualado”. “Me da mucha rabia haber ganado así, porque me da rabia que un equipo llegue en malas condiciones y en los últimos cuartos se vio claro que Ourense no era capaz de competir por los problemas físicos que han tenido, por haber estado encerrados, no había igualdad de condiciones”, lamenta Lata. En cuanto a su equipo reconoce sentirse orgulloso de la plantilla y de que el planteamiento táctico funcionase, “frente a Ourense es muy importante no dejarles anotar de tres, el planteamiento defensivo salió bien y nuestros pívots acumularon minutos”. En cuanto a la segunda parte, cuando el Huesca rompió el partido asevera que el COB no bajó los brazos, “no fue actitud de rendirse, fue de cansancio físico”. Un cansancio físico que les proporciona a los oscenses la primera victoria a domicilio de toda la temporada, siendo, además, el último encuentro que disputaban fuera de casa y que, ahora, le da vida para la última cita en su búsqueda por alcanzar la permanencia, también contra el COB. “Es curioso como se desarrolla la liga pero ha sido así, los jugadores están concienciados de que es nuestra final así que ya vamos preparándonos para el domingo”.