Fue un domingo difícil para las jugadoras del Pueblo Carnicería Balonmano Pabellón que se enfrentaba el último partido de la fase final para poder obtener un puesto en la final four gallega, lo que le daría pase directo a la lucha por subir a plata. 

El conjunto se enfrentaba al Club Millaven Centro Jardín Cp Lucenses con la duda de lo que se encontrarían después de que las lucenses fichasen cuatro jugadoras de plata. 

El partido comenzó igualado y complicado para las ourensanas que no eran capaces de escaparse en el marcador sentenciado por el Millaven, a quien le valía un empate para pasar de fase. 11-12 antes del descanso.  

El paso por vestuarios fue un reinicio para las jugadoras de las Burgas que lograron salir con las ideas más claras, confiadas y, con ello, marcar la tan ansiada distancia. Un 20-28 fue el resultado final en el electrónico a favor de las pabellonistas.

El próximo domingo luchan como locales el último partido eliminatorio, lo hacen frente a un equipo al que no se han medido en todo lo que va de Liga, el AD Carballal, quinto en el grupo por el título.