El Ourense Envialia se enfrenta mañana a las 11.30 horas a la ronda de cuartos de final, en Las Rozas, para el título de Copa de la Reina. 

 Las jugadoras de Morenín disfrutan así de una nueva oportunidad de redimirse de los resultados obtenidos en la última jornada y, además, lograr un nuevo título. Pero no será fácil ya que, precisamente , su oponente es el mismo que este pasado fin de semana se lo complicó, el nombrado mejor equipo de fútbol sala femenino del mundo, el Pescados Burela. 

Las expectativas están altas y el optimismo en el club ourensano también, aunque el último encuentro hizo mella.

En su visita a Burela las ourensanas perdieron, hace tan solo cuatro días , en la segunda vuelta de la Liga en el grupo por el título y por una cifra más que notable 9-4, un dato peor que el obtenido en la primera vuelta en el pabellón de Os Remedios donde las locales también sufrieron la derrota pero con un mayor dominio terminando el electrónico en 1-4.

El lado bueno es que gracias a haber jugado tantos partidos contra las de la Mariña, además de conocer sus fortalezas saben sus puntos débiles, así que lo más importante para el equipo es estar a un buen nivel físico y mental para poder competir, especialmente en las segundas partes donde son conocedoras de que en los dos enfrentamientos con Burela descendió el ritmo defensivo.

Además, mientras que las ‘guerreras laranxas’ llegan en un gran momento, el Envialia ha tenido que sobreponerse a su reducida capacidad de rotación a causa de las lesiones que persiguen al equipo.