El Aceites Abril ha logrado regresar a la senda del triunfo que tanto ansiaban frente al D’Elhuyar de Logroño. 

 El equipo entrenado por Pablo Pérez compitió en una vacía cancha del Pompeo en un partido de vital importancia tanto deportivamente como psicológicamente para la plantilla ourensana que venía de la primera derrota del 2021.

Aunque el encuentro estuvo marcado por cierta ventaja en el marcador por parte del equipo visitante, en la recta final del primer set el Aceites Abril consiguió poner tierra de por medio y hacerse con cierta comodidad con la victoria. 

El segundo set nada tuvo que ver con el anterior, estuvo más apretado por el conjunto riojano. A pesar de que se consolidó con un 26-24 a favor de las locales, el equipo de Logroño no se lo puso fácil y, con rachas de saque muy agresivas que ponían distancia en el marcador, la disputa peligró hasta el final. 

La presión del segundo set sirvió para enchufarse por completo en el tercero donde las ourensanas se mostraron mucho más cómodas y desde el décimo quinto tanto conseguían encadenar una racha de acciones efectivas con las que sacaron una ventaja determinante para finiquitar con un sobrado 25-15 qué cerró la cadete Martina Rey con un saque que consiguió incomodar a sus rivales.

El equipo se saca así el peso de las tres derrotas con las que terminó la temporada del 2020 y comenzó la del 2021, con la visita a La Curtidora. Se alzan frente al D´Elhuyar de Logroño con 3 puntos nuevos que lo sitúan en la cuarta posición del Grupo A.

El próximo encuentro es a domicilio, el Aceites Abril se enfrentará en A Coruña al Calasancias el domingo a las 12.00 horas en un derbi importante para el equipo ourensanos y para las coruñesas que llegan de una derrota en Oviedo.