Otra vez en Poio. En la localidad pontevedresa se jugará el Ourense Envialia el pase a los cuartos de final de la Copa de la Reina, en una fecha fijada para principios de enero, el día 4, pero todavía por determinar dado que las rojiblancas disputarán el 9 frente al Burela la final de la Supercopa de España. De hecho, los dos contendientes intentaban a media tarde cambiar la fecha fijada por la Federación.

En cuatro grupos, todos ellos por proximidad geográfica, en el B, el de los equipos gallegos, la otra eliminatoria la disputarán Marín y Burela. Completan el cuadro los enfrentamientos entre Feme Castellón y Penya Esplugues; Sala Zaragoza-Sommos Intersala; Atlético Navalcarnero-Móstoles; Alcorcón-Leganés; San Fernando-Torreblanca Melilla Sport Capital; y Roldán-Universidad de Alicante. Tres son los equipos de Segunda división que se han colado entre los dieciséis mejores, Castellón, Marín y las madrileñas del San Fernando, el equipo al que apeó el Ourense el curso pasado.

“Ya contaba con ello, lo normal era que nos tocase el Poio. Supongo que todos queríamos al Marín pero... ”, relata Gonzalo Iglesias, que pone en valor que “solamente nosotros y el Móstoles nos enfrentamos en la ronda anterior a otro equipo de Primera división”, el Cidade de As Burgas en el caso de las ourensanas.

Y es que el Poio y Ourense Envialia todavía tienen pendiente el desenlace de la semifinal de la Copa Galicia de la temporada pasada. A doble partido, prevista la vuelta para febrero, en la ida en Pontevedra no se movió el marcador.

El 4 de enero volverán las blanquinegras a los entrenamientos, después de haber arreglado en los últimos partidos su situación en la tabla en la liga. “Después de todo lo que nos ha pasado, con el confinamiento, con las lesiones, sobre todo la de Sara Moreno, con los partidos aplazados, está claro que hemos ido de menos a más hasta acabar bastante bien”.

Sin la cordobesa pero también sin Andrea Feijóo el domingo contra el Esplugues, partido en el que Iria Saeta no compareció en la segunda mitad, el entrenador remarca que “nos ha venido bien jugar tantos partidos seguidos el último mes, poco a poco hemos ido encontrando nuestro sitio. Se ha ido viendo un equipo más alegre, con más confianza. Al final hemos podido competir, que es lo que necesitábamos”.

La liga volverá para el Envialia el 16 de enero en A Coruña frente al Amarelle, en lo que será a la vez el comienzo de la segunda vuelta.