Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

fútbol - Tercera división

El vaso medio lleno del que bebe Rubén

“Si ganamos el derbi habremos sumado siete de los últimos doce puntos, y eso es ritmo de play off”, recalca

Rubén Domínguez sigue el juego durante la victoria del Ourense CF sobre el Estradense en el campo de O Couto. |  // CARLOS PETEIRO

Rubén Domínguez sigue el juego durante la victoria del Ourense CF sobre el Estradense en el campo de O Couto. | // CARLOS PETEIRO

No llega desde luego pletórico el Ourense CF al derbi, el sábado desde las cinco en el campo de O Couto, con apenas cuatro puntos sobre veintiuno posibles. Sin embargo, Rubén Domínguez, el entrenador, llena el vaso y asegura que “si ganamos el sábado serán siete de los últimos doce, y eso es una buena dinámica, ritmo de play off”.

“El equipo llega con ganas, es un partido siempre especial, con la intención de sacarnos la espina de la derrota contra el Alondras. Nos faltó concentración, no actitud, insisto mucho en eso, en un saque de esquina, el jugador que tenía una marca asignada se despistó. Pero fueron mejores, ésa es la verdad”, relata Domínguez, que remarca que “la puntuación que llevamos no es la que esperábamos ni la que dejábamos de esperar, nunca nos hemos planteado qué iba a pasar en la jornada 8. Lo que sí estamos viendo es que si algo nos podía salir mal, nos está saliendo peor”.

“No hay noche que no se acabe, antes o después, mejor antes, vamos a darle la vuelta a la tortilla”, subraya el jefe del banquillo blanquinegro, que recurre al título de una novela de David Lagercrantz cuando recalca que “lo que no te mata te hace más fuerte”.

¿Cómo está el vestuario? “El vestuario está sorprendentemente bien, no está alegre pero los futbolistas están responsabilizados con la situación. Tienen muchas ganas de que llegue el partido para poder coger una buena racha”.

Piropos para el rival

Se va a encontrar el conjunto de Oira con una UD Ourense que vio cortada el domingo contra el Arenteiro una trayectoria más que notable que le llevó a sumar cuatro partidos seguidos. Aun así, los rojillos aparecen en la clasificación con cuatro puntos más. Detalla el entrenador que “tiene una base hecha desde hace mucho tiempo, ahora está recogiendo los frutos del trabajo bien hecho. Está haciendo bien las cosas, compitiendo todos los partidos. El equipo titular es muy equilibrado y luego tiene un triángulo en medio campo, Tiago, Rubén Durán y Champi, que mezclan muy bien porque los tres tienen muy buen pie”.

“No me he parado a pensar qué partido espero, no deja de ser un derbi. Suelen ser tirando a broncos, con poco fútbol, con pocas ocasiones de gol. ¿Lo que quiero? Ganar 1-0 en el minuto 93”, dice.

El calendario no da tregua y depara para los pontinos cinco partidos en apenas quince días. Arrancarán el sábado contra la UD Ourense, continuarán el martes 8 visitando Calabagueiros, para cerrar la semana el sábado 12 en casa contra el Pontellas siempre y cuando los pontevedreses accedan a adelantar el partido. Porque la semana siguiente es la de la Copa, el martes 15 frente al Leganés, a las ocho. El maratón concluirá el domingo 20 en Vigo contra el Rápido de Bouzas. Y adiós al año 2020 porque la siguiente cita será ya en enero, el día 10 en Ribadumia, el primer partido de la segunda vuelta.

“Déjame ser local siempre”

Con las restricciones, jugar como local o visitante es casi lo mismo. ¿O no? “A mí déjame ser local siempre. A partir del cuarto o quinto partido, cuando te haces con el campo de O Couto, notas que los rivales sufren porque es muy grande, hay muchos espacios. Es verdad que el factor campo queda en segundo plano cuando el rival también juega allí”

“Somos un equipo que se está haciendo”

La temporada pasada, el Ourense CF dominó los dos enfrentamientos frente a la UD Ourense, 4-0 como local en la primera vuelta, el 21 de septiembre, y 0-2 como visitante en la segunda. Adri Castro en dos ocasiones, Pibe y Martín Lamelas firmaron los goles de un primer partido que quedó decidido antes de llegar a los veinte minutos de juego. Meses después, el 15 de febrero, bastó con un gol en propia puerta de Josu y un segundo de Lamelas para decantar la victoria hacia los blanquinegros. “No sé si hubo repaso la temporada pasada, es una palabra que me parece bastante fuerte. Las circunstancias han cambiado mucho de una temporada a otra, la temporada pasada este equipo marchaba en la jornada 27 a un punto de la cabeza. Ésta tenemos veinte jugadores nuevos, el otro día la edad media en Cangas era de veinte años. Somos un equipo que se está haciendo, todavía no tiene la madurez que da el tiempo. Sí digo que si hacemos bien las cosas podemos ganar”, resume Rubén Domínguez.

EL OTRO DERBI

Espiñado acoge el Arenteiro-Barco

La octava jornada presenta otro derbi ourensano, Arenteiro-Barco desde las cuatro y media en Espiñedo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats