Dos derrotas seguidas le han quitado dulzor al comienzo de temporada del Carnes Doribeiro, que en la quinta jornada en la Primera Nacional del balonmano visita mañana desde las seis al Saeplast Cañiza, el cuarto clasificado, tres victorias sobre cuatro partidos.