El cambio de casa no sentó bien al Sala Ouense, que como nuevo inquilino del Paco Paz encajó una abultada derrota frente al Ventorrillo coruñés, 3-6.

Los de Kike García, que este miércoles tienen Copa del Rey en Salamanca, salieron con el gol en la cabeza, si bien el guardameta Óscar neutralizó las intentonas de Arturo y Allariz. Un error en defensa fue penalizado por Jandro, que a los 4 minutos puso por delante a los herculinos. La respuesta fue un balón al palo de Martín, la contestación llevó la firma de Guillán al filo del descanso para el 0-2. A los 7 minutos de la reanudación recortaron distancias los ourensanos con un gol de Edgar, pero apenas dos después, Víctor Pérez volvía a agrandar la ventaja. Tampoco desde los diez metros estuvieron finos los locales, que se derrumbaron con el segundo gol de Jandro, el 1-4. Ataque con cinco a la desesperada, cero resultado. Si acaso, dos goles para maquillar.