No ha comenzado la liga y un partido ya se ha caído del cartel de la primera jornada en el grupo A de la peculiar LEB Oro de esta temporada, el que iba a enfrentar al Basquet Coruña con el Autocid Burgos, fijado en la ciudad castellana para las ocho y media de este viernes. El motivo, el positivo de un jugador del equipo castellano leonés.

La suspensión de partidos va a ser el pan nuestro de cada día. No hay competición que no arroje positivos, ni deporte. Si no se salvan la Primera y Segunda división de fútbol y tampoco la ACB, las tres competiciones consideradas profesionales por el Consejo Superior de Deportes, con más motivo aún van cayendo piezas en las demás.

Sí se mantiene en el programa el arranque del Ibereólica Renovables Ourense, en Valladolid desde las doce del domingo ante un conjunto pucelano ahora denominado Clínica Sur-Aspasia RVB. También el Destino Palencia-Melilla, nueve y media, y el Oviedo Baloncesto-Breogán, como el de los ourensanos fijado para el domingo a las doce.

Si se mantiene lo previsto, el estreno de los ourensanos en casa será el viernes 23, desde las nueve frente al Destin Palencia.

Apenas nueve equipos

En un grupo formado por nueve equipos, con apenas cuatro partidos en cada jornada, el simple aplazamiento de uno de ellos la deja más coja de lo que ya está. Es la nueva normalidad. Uno de ellos se verá obligado a descansar cada jornada, en la que marca el inicio de la competición esa china le ha tocado al Cáceres, que se reenganchará a la liga el próximo viernes en Melilla.

Jugará el COB en Valladolid ya con la nueva equipación, de nuevo en azul, con el amarillo como detalle secundario. Cambia la segunda, que recupera el rojo y el blanco.