Martín Otero, un ourensano de 30 años, supone la guinda para el Sala Ourense 20-21, que mantiene la base con la que acabó quinto la temporada pasada. Tanto la mantiene que los catorce jugadores continúan en la plantilla.

Martín Otero es un jugador con un recorrido largo ya, que llega a Ourense procedente del Esteo, equipo de As Pontes. Con los coruñeses acabó justo por delante de los ourensanos, cuarto, si bien después renunciaron a disputar el play off de ascenso a división de plata.

Martín jugó ya en Ourense en una etapa anterior, en el equipo que por aquel entonces patrocinaba la firma Coinasa. Parrulo Ferrol y Ventorillo, otro equipo coruñés, han sido otros de sus principales destinos a lo largo de su trayectoria.

Martes de test

Fue asimismo este martes día de presentación pero también de test serológicos para el Sala Ourense, pendiente de empezar la competición, en principio fijada para el domingo 25 desde las doce del mediodía con la visita al Paco Paz del Ventorrillo. Porque ésta será otra de las novedades de este atípico curso, el conjunto presidido por Víctor Sousa se traslada de casa.

Antes, para esta misma tarde, desde las ocho, está fijada una reunión telemática de los equipos que forman la Segunda división B con la Federación gallega de fútbol.

Una primera jornada de liga que se completará con los partidos Xove-Ribeira, Leis-Cidade Narón, Parrulo B-Estrada Futsal y Esteo-Tres Cuñados Valdeorras. La segunda jornada llevará a los de Kike García hasta la cancha del Ribeira y en la tercera recibirán al Esteo. El derbi ourensano está fijado para el 12 de diciembre, octava jornada.

Dos más serán los miembros en el cuerpo técnico ourensano, hasta llegar a cinco. Porque a Kike García le auxiliará Rubén Tizón como segundo entrenador. Continúa Marcos Moure y se suman Marco Martínez y Jesús Pérez.