Jugadores y jugadoras de fútbol sala de Primera y Segunda división, a los que se sumaron después Segunda B y Tercera, se plantean no jugar si no se les hacen test semanales.

En una situación en la que están cuatro equipos ourensanos, remarcan que han "solicitado al CSD y a la Federación la realización de test periódicos que garanticen su integridad. Aseguran que tienen "la firme voluntad de no iniciar la competición si no les hacen test rápidos de manera periódica".