El positivo de un futbolista ha dejado aislada a la plantilla del Ourense CF, que no podrá jugar el partido que tenía previsto a las once contra el Lugo B. Los blanquinegros quedan ahora pendientes de nuevos PCR para retomar los entrenamientos, coon Monforte y Cangas en el horizonte más cercano. Salvo contratiempo de última hora sí se disputarán los partidos entre Arenteiro y Compostela, a las seis en Espiñedo, y el Barco-Ponferradina B.