Una San Martiño adaptada a la nueva realidad. Es lo que le espera a la carrera popular ourensana el próximo noviembre, diez kilómetros en los márgenes del río Miño, a su paso por la ciudad de Ourense, con salidas escalonadas y grupos reducidos para garantizar la seguridad. Solamente atletas adultos podrán participar.

El atletismo se conjugará con el ciclismo en Ourense en noviembre, la San Martiño con la Vuelta Ciclista a España.