Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

fútbol sala

La Copa Galicia acelera los plazos

Envialia y Poio retomarán el sábado 10 con la vuelta de su semifinal la cita autonómica

Mucho se ha hablado del Covid desde que Poio y Ourense Envialia afrontaron en la localidad pontevedresa el partido de ida de la semifinal de la Copa Galicia. El resultado, 0-0, fue tan llamativo como el golpetazo que se dio la guardameta local, que obligó a detener el partido durante unos cuantos minutos. Ahora, varios meses después, la Federación decidió que se retome la competición con el partido de vuelta en el pabellón de Os Remedios, el 10 de octubre, una semana antes del comienzo de la liga, a partir de las seis y media. Todo es tan atípico que jugadoras que militaban en un bando, caso de Iria Saeta, Andrea Feijóo o Iraia Arbeloa, lo harán ahora en el otro. La otra semifinal enfrentará el mismo día y a la misma hora en Vista Alegre al Burela con el recién ascendido Amarelle. Obviamente, los dos ganadores pasarán a una final que no tiene fecha ni sede, aunque se ha apuntado los meses de abril o mayo.

"Nos viene bien este partido ante la dificultad que todos estamos encontrando para afrontar partidos amistosos, este de Copa Galicia, de carácter oficial, es una buena manera de competir", remarca Gonzalo Iglesias, el entrenador blanquinegro, que añade que "sin partidos es muy difícil coger ritmo de competición".

Resulta llamativo que se decida retomar la competición con las semifinales y se hable de una final siete u ocho meses después. "Ya, pero es que una semana más tarde comenzamos la liga y al ser dos equipos más que otras temporadas hay tres jornadas entre semana. A todos los nos hace daño jugar tres partidos en una semana, no estamos preparados", razona Iglesias.

Será oficial, pero por si acaso los entrenadores de Envialia y Poio ya habían estudiado la posibilidad de enfrentarse igualmente el día 10, sólo que en un amistoso. Se barajó incluso una semana antes, el 3. Lo que sí está prácticamente confirmada es que ese sábado 3 las ourensanas se medirán al Burela en la localidad lucense por la mañana, en otro partido de preparación hacia la liga.

Un golpe en el cuádriceps de Andrea Feijóo supone el único contratiempo hasta la fecha en la hoja de ruta del Envialia, que espera recuperar a la verinense Chiky en un par de semanas y que observa complacido como María Arias, una de las incorporaciones, ya ha comenzado a golpear la pelota.

"Espero ver un equipo tan competitivo como el de las últimas remporadas", remacha Iglesias.

Compartir el artículo

stats