Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

fútbol

Compañeros de colegio, rivales bajo la portería

"A Borja lo conozco de vista, va a ser bonita la competencia", adelanta Sampayo

Dani Sampayo, ayer junto al instituto Blanco Amor.

Dani Sampayo, ayer junto al instituto Blanco Amor. // Brais Lorenzo

Érase una vez dos compañeros de colegio en el barrio de A Ponte que con el paso de los años van a tener que competir por ser el guardameta titular de la UD Ourense. Borja Atanes ya estaba, Dani Sampayo llega ahora. Sin Pato Guillén ni Ángel Diez, que lo acapararon todo las últimas temporadas, la portería rojilla espera un nuevo inquilino.

"A Borja no lo conozco, si acaso del colegio, de vista.Estoy seguro que vamos a tener una competencia bonita, los dos partimos en las mismas condiciones y con las mismas posibilidades", detalla Sampayo, 18 años hasta el 30 de septiembre, toda la carrera en el Pabellón desde que recaló allí procedente de la 'casa Oira'.

"Me decidí por la UD Ourense porque me da una oportunidad muy buena para competir en Tercera división", remarca Sampayo, que no esconde que "es verdad que yo vengo de jugar y Borja no lo ha hecho, pero él tiene ya un año de experiencia en la categoría que yo no tengo, tiene un año más de madurez. En el fútbol es difícil apostar para la portería por futbolistas de 18, 19 años, la UD Ourense lo ha hecho y debemos corresponder haciéndolo bien, haciendo un buen papel", adelanta.

Admirador de Iker Casillas "y en la actualidad de Ter Stegen", Sampayo recalca que la posición de guardameta "necesita una confianza que pese mucho, cuando estás bien anímicamente te sientes mucho más seguro. No sabría definirme, pero me considero un buen portero bajo los palos, fallo, como todos, pero en los tiros de los delanteros contrarios no suelo hacerlo. Eso sí, debo mejorar en las salidas y en el juego con los pies".

Sampayo espera "nuevos retos" esta temporada, el club ha fichado gente joven y tenemos la responsabilidad de responder. Estamos todos muy ilusionados, la intención es quedar lo más arriba posible, ahora no tiene sentido hablar todavía de objetivos. Ya digo, quedar lo más arriba posible y que nos sintamos orgullosos", relata.

Uno no va a jugar...

¿Está preparado para no jugar? "Nadie lo está, si llega ese momento es cuando tienes que esforzarte todo lo que puedas. La competencia siempre es bonita, cuando te den la oportunidad, tienes que aprovecharla".

A punto de pasar a segundo curso de Magisterio, con la intención de ser profesor de Educación Física, Sampayo asegura que "no sabría decir qué es más difícil, si los estudios o jugar al fútbol, depende del nivel de exigencia. La presión académica me la ponen mis padres, la del fútbol me la pongo yo. Me quedo con el fútbol, es más entretenido, lo otro es más digamos obligación", finaliza.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats