El campo de fútbol del Salamonde CF, quinto clasificado la temporada pasada en el grupo 8 de la Segunda Galicia, A Lamela, dejará de ser de tierra para pasar a tener el terreno de juego de hierba artificial.

A la espera de saber cuando empieza la liga, si finalmente empieza, el club ha aprovechado para enterrar definitivamente la tierra.

Recientemente se reunieron el concejal de urbanismo, el arquitecto municipal, el presidente del club y el responsable de la empresa encargada de la remodelación con la intención de valorar la situación actual del terreno de juego y hacer un cronograma que estima que el final de las obras estará listo antes de que finalice el año.

La obra, que ya está licitada, contempla asimismo algunas mejoras en la instalación, mejoras que tendrán continuidad en el próximo ejercicio.