Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

fútbol

La fusión en Ourense era el Arenteiro

Ocho futbolistas procedentes de O Couto y Oira, además del cuerpo técnico, ya han recalado en Carballiño

Marcos Alonso, 'Marquitos', uno de los fichajes del Arenteiro procedente de la 'casa Couto'. // FdV

Lo que no consiguió el alcalde Pérez Jácome, aquella propuesta "irrechazable" para que los dos equipos de fútbol ourensanos de la capital se convirtieran en uno solo, lo ha plasmado en poco más de un mes el nuevo presidente del Arenteiro. En un pis pas, Argimiro Marnotes ha reclutado a ocho futbolistas de entre UD Ourense y Ourense CF, a lo que se suma el cuerpo técnico que trabajaba en el campo de Oira.

El jueves 25 de junio, una asamblea extraordinaria de los socios rojillos en el Auditorio puso negro sobre blanco lo que era un secreto a voces desde que la operación salió a la luz, que por ahí no pasaban, que mejor cada uno por su lado. En papel mojado quedaban reuniones previas y un posterior decálogo de intenciones del regidor, los socios habían hablado, se acabó.

Aquellos días, a una treintena de kilómetros, en Carballiño, el Arenteiro se afanaba en encontrar presidente. Lo encontró en la figura de Marnotes, enfrascado en hacer una selección dentro de un club. Después de dos temporadas acabando como el peor clasificado de los cuatro equipos ourensanos, el golpe de timón invita a soñar, cada fichaje es un pelotazo mayor que el anterior.

Arce abrió la lista

Rubén Arce fue el primero en alistarse al proyecto de Espiñedo. Conoce el paño, bajo esa disciplina fue nombrado mejor futbolista de la Tercera división. Dos erráticas temporadas en el campo de O Couto, marcadas por una grave lesión, dejaban paso a una nueva aventura en un proyecto por entonces sin nombres de postín.

Un porriñés, Marcos Alonso, Marquitos, fue el siguiente en ser seducido, igualmente después de dos ejercicios en la UD Ourense. En la última semana se incorporaron los dos últimos, Germán Pérez y Adrián Presas, en todos los casos, por boca de los futbolistas, seducidos por un proyecto que invita a muchas tardes de vino y rosas.

Eso en O Couto, porque de Oira también han cogido la autovía cuatro futbolistas. De momento. Un guardameta, Diego García, fue el primero en subirse al coche, plazas a las que se fueron incorporando Germán Nóvoa, Manu Mariña y Dani Portela, que regresa.

Puestos a hilar más fino, resulta que dos de los futbolistas con más temporadas en la plantilla carballiñesa, y que continúan, también tienen pasado en los dos equipos capitalinos. Lo tiene Adrián Padrón, tres temporadas en el desaparecido CD Ourense, la última de ellas en Segunda B. Y lo tiene Adrián Pol, un curso en la Preferente Galicia en la plantilla del Ourense CF.

La segunda campaña en Espiñedo se apresta a cumplir Jonatan Magisano, Joni, que llegó al Arenteiro procedente de la UD Ourense, disciplina bajo la que disputó un ejercicio en la Preferente y un segundo ya en la Tercera división.

Compartir el artículo

stats