La guinda del pastel responde de momento por Álex Fernández, otro con pasado rojillo, tres temporadas en el CD Ourense, dos de ellas en Segunda B, experiencia en la tercera categoría del fútbol nacional que se completa con tres más en el Celta B, una en el Lorca, otra en el Lorca Atlético, una más en el Cerro de Reyes, una en el Coruxo y las últimas cinco en el Pontevedra.