Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

fútbol

Agua bendecida la del Arenteiro

Un técnico y seis futbolistas capitalinos ya han caído en las redes de los de Espiñedo

Fran Justo y Argimiro Marnotes, junto a un balón el día de la presentación del entrenador. // Carlos Peteiro

Poker de rojillos en el Arenteiro. Quién sabe si se unirá alguno más. La llegada de Argimiro Marnotes a la presidencia ha relanzado a un conjunto carballiñés dispuesto a dar el salto a las posiciones que llevan escrito un sueño en la solapa.

Quién lo iba a decir cuando en el mes de junio se había quedado sin cabeza visible. La marcha de Paco Cachorro abrió un periodo de zozobra que se extendió durante apenas unas semanas, hasta que Marnotes salió al rescate. Desde entonces ha sido un no parar de renovaciones y llegadas de renombre.

Cerca de casa, apenas a una treintena de kilómetros, han encontrado los carballiñeses un filón que explotar, de manera que seis futbolistas que militaban en los dos equipos capitalinos, además de un entrenador, ya han caído en sus redes. El primer movimiento de calado fue el relevo en el banquillo, entendió la nueva directiva que Gelucho debía ser reemplazado y encomendó su destino a Fran Justo, uno de los entrenadores más en boga después de unas sobresalientes temporadas con el Ourense CF. Por un pelo se le escapó el ascenso con los blanquinegros, ese salto que busca ahora con una plantilla con abundancia de caras nuevas.

Adrián Presas será el próximo. Dos temporadas y media después, el ourensano deja el campo de O Couto para unirse a un proyecto en el que se encontrará, de momento y entre otros, con Rubén Arce, Marcos Alonso, Marquitos, y Germán Pérez, compañeros de vestuario durante su estancia en la UD Ourense. Un cariñoso mensaje de despedida en las redes sociales, un 'no es un adiós, es un hasta pronto, como preámbulo a una pelea con muchos gallos en la caseta.

Como no hay mejor cuña que la de la propia madera, con Justo emprenden la aventura en Espiñedo el guardameta Diego García y el defensa Germán Nóvoa, sobradamente conocidos por el nuevo jefe del banquillo carballiñés, que valoró muy especialmente a la hora de cambiar de lugar de trabajo el aceptamiento por parte del club de destino de todo su cuerpo técnico. Porque experimentos, los justos.

Un futbolista en el que la Segunda división B es el salón de su casa, Alex Fernández, montones de experiencia entre el desaparecido CD Ourense y el Pontevedra, y el delantero camerunés Sylla, 28 años pero más de setenta goles en Tercera, dispuesto a recuperar las alegrías que vivió con el Arosa, que no pudo prolongar en el Coruxo, suponen de momento paladas de ilusión, con la renovación de Javi Pazos, inédito por culpa del Covid desde su llegada desde los granates de Pasarón en febrero, como guinda del pastel.

Con la competición parada aparecen las encuestas. En una se pide qué equipo está fichando mejor. Gana el Arenteiro, claro, con un 39 por ciento de los votos. Relega a Bergantiños y Somozas, dos que tampoco se están quedando atrás.

Compartir el artículo

stats