Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

fútbol

Al Verín lo que era de ley

"Queda pendiente la celebración, bien lo merecemos todos", subraya Manel Vázquez

Manel Vázquez, durante la visita del Verín a Oira para enfrentarse al Ourense CF B.

Manel Vázquez, durante la visita del Verín a Oira para enfrentarse al Ourense CF B. // Iñaki Osorio

Como un niño con zapatos nuevos. Manel Vázquez saborea, por fin, un ascenso ya oficial del Verín que se gestó sobre un campo de juego. Atrás quedan algunos nubarrones, como cuando se insinuó declarar la temporada nula. No fue así, 21 puntos sobre el segundo cuando se detuvo la competición solamente merecían una cosa, un final feliz.

"Que la liga se parase nos hizo mucho daño, como a todos. Pero en nuestro caso llevábamos una dinámica impresionante, te quedas con la duda de hasta dónde habríamos llegado, si habríamos aguantado todo el año sin perder por ejemplo; o si podríamos haber establecido un récord goleador, de puntos... Son registros que se han quedado en el tintero. Pero sí, el ascenso es de justicia", relata Manel Vázquez.

Queda pendiente la celebración, ¿no? Porque la va a haber, verdad? "La va a haber, cuando nos dejen. Bien lo merecemos todos en una temporada que ha sido redonda. Estamos felices", remarca.

Manel Vázquez cogió un Verín más dentro de una caja que fuera. Lo ha resucitado, ahora es equipo de Preferente... "Lo primero era eso, reflotarlo, situarlo dónde se merece. Me quedo con que la gente está muy contenta, con que todos quieren sumar. Pelear el ascenso era la intención, otra cosa es llegar a llevarle veintiún puntos al segundo, eso no lo esperaba ni el más optimista. Es mérito de todos, el querer seguir, el no dejarse ir cuando el ascenso estaba asegurado, el luchar contra uno mismo", subraya.

¿Llegó a pasarle por la cabeza que se declarase nula la temporada y se quedaran sin ascenso? "Siempre te pones en lo peor, escuchas tantas cosas... Siempre tienes la duda, el decir 'mira si todo esto se queda en nada'. Habría sido la decisión más injusta que me pueda imaginar, me habría hecho replantearme muchas cosas".

Cuando un equipo lo hace muy bien es difícil decirle a este o aquel jugador que no va a continuar. El lado amargo del ascenso... "Primero tengo que seguir yo, no creo que haya mayor problema. Luego hay que ver lo que te pide el club, con qué objetivo afronta la nueva temporada. Calma, hay mucho tiempo para planificar, aunque está claro que cuando un equipo te ha respondido es muy complicado para el entrenador prescindir de cinco, seis jugadores, los que sean. El entrenador siempre va a estar en medio de dos corrientes", detalla Vázquez, que se ve jugando "en el mes de octubre y con público en el campo".

Compartir el artículo

stats