Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Paiosaco, penúltimo pero con letra pequeña como visitante

Los coruñeses han puntuado en más de la mitad de los partidos que han afrontado fuera de casa - Un empate frente al Polvorín, el último resultado de los verdiblancos

Un futbolista del Paiosaco pelea la pelota con Barcia durante la visita verdiblanca al campo de O Couto para enfrentarse al Ourense CF. // Brais Lorenzo

Penúltimo pero con letra pequeña, como las ofertas de pego que esconden un engaño. Y es que el Paiosaco, el visitante del campo de O Couto el domingo desde las cinco, ha sumado en más de la mitad de las salidas en lo que va de temporada. Nueve en concreto han sido los partidos a domicilio del conjunto coruñés y en cinco de ellos salió con puntos, tres en un caso y uno en los demás. Le queda una pendiente, a Abegondo, aplazada en su día por el temporal.

En la penúltima posición llega al partido contra la UD Ourense el conjunto de Juan Riveiro, que sin embargo no es un rival sencillo como visitante. Ganó en el campo del Pontellas, 1-3, y empató en las salidas a los feudos de Silva, Somozas, Alondras y Polvorín, 1-1 en los tres primeros casos y 0-0 en el último, el más reciente. Por poner un ejemplo comparativo, los rojillos presentan peores números como visitantes, una victoria igualmente pero un partido perdido más. En todo caso, nada que no se pueda mejorar.

Cuatro son las derrotas de los blanquiverdes lejos de A Porta Santa, ninguna especialmente escandalosa. La más abultada la sufrieron los coruñeses en el campo del Arzúa, 3-0, y a medio camino queda la encajada en O Couto frente al Ourense CF, 2-0. De A Estrada y Calabagueiros regresaron derrotados por la mínima, 1-0 y 3-2.

Toda la temporada lleva el Paiosaco en los bajos fondos. Lo más arriba que estuvo fue al término de la primera jornada, la que le enfrentó a la UD Ourense. Aquel 1-1 le hizo acabar el domingo en la undécima posición.

Hasta la quinta jornada no pudieron cantar victoria los de Riveiro, a costa del Racing Villalbés, 3-1. Les hizo salir como un resorte de los puestos de descenso, a los que había caído consecuencia de una mala secuencia, derrota en A Estrada, en casa frente al As Pontes y un empate posterior en el campo del Silva. Con todo, sólo en dos ocasiones han estado los coruñeses ocupando el farolillo rojo, a raíz del partido perdido frente al Barco -Juanito Bazo marcó el gol definitivo a falta de siete minutos- y más recientemente después de encajar un doloroso 1-4 contra el Bouzas. El último empate, contra los rojiblancos lucenses, le ha hecho subir un puesto.

Cosa curiosa, el Compostela es el único de los seis primeros clasificados que no ha sido capaz de doblegar al Paiosaco. Pendiente el partido contra el Fabril, sí sumaron los puntos contra los verdiblancos el segundo, Ourense CF; el tercero, el Barco; el cuarto, el Arosa, implacable además, 0-4; y el quinto, el Choco, 0-2. Con un empate sin goles acabó el partido contra los santiagueses, el mismo resultado que se dio contra el siguiente visitante, el Bergantiños, que está abajo pero al que todo el mundo sigue dando pendiente de un resurgir que le lleve a zonas mucho más calientes de la clasificación.

En cuatro de las nueve salidas se quedó sin marcar el Paiosaco, que calca los números en sus partidos como local y como visitante, una victoria, cuatro empates y cuatro derrotas en cada caso.

Pese a ser el equipo que más expulsiones ha sufrido en lo que va de curso con mucha diferencia sobre los demás (Juan Riveiro, el entrenador, dixit) al campo de O Couto llegarán sin bajas por sanción los coruñeses. Los once que empezaron contra el Polvorín en el campo de A Cheda, más los tres que salieron después, acabaron el partido sin mayores contratiempos.

No es la provincia de Ourense un paraíso para el equipo verdiblanco, dos visitas, dos derrotas. La tercera será el domingo.

Compartir el artículo

stats