Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"En toda buena película tiene que haber un malo"

La toma de decisiones se hacía, y sigue haciéndose, en el nuevo Club por métodos asamblearios. El primer paso fue el bautizo y aquí surgieron los primeros obstáculos. "Nuestra intención inicial fue poner por delan te el nombre de Ourense, lamentablemente pronto supimos que Ourense CF ya estaba registrado, incluso antes de que muriese el CD Ourense", explica García.

"Yo siempre digo que en toda película para que sea buena tiene que haber un malo", detalla el expresidente de la UD Ourense. En este caso, "el malo era el que se cambió de nombre", aclara "con todos los respetos" ante un equipo al que no le resta "el mérito" de todo lo que está ejecutando este año.

Compartir el artículo

stats