Empacho de rivales madrileños para el Ourense Envialia, el tercero de la liga aunque ahora no gane siempre. Después de Móstoles y Alcorcón toca Majadahonda, desde las ocho. Las ourensanas acuden sin Sara Santos, sancionada, y sin Carol. Y llegan "justitas", en palabras de su entrenador, Gonzalo Iglesias.

Justitas porque los partidos se amontonan. Después de las majariegas entrará en escena la Copa, también ante un equipo madrileño, el San Fernando de Henares, el viernes día 6 a las cuatro de la tarde. El domingo volverá la liga, en casa contra el Esplugues, para la jornada siguiente, también como local, el derbi contra el Burgas.

Iglesias no espera un partido tan físico como el que padecieron las ourensanas en Móstoles, tanto que más de una regresó magullada. "Espero un partido más bien táctico, Majadahonda es un equipo muy bien trabajado, parecido a nosotros, que también juega en ataque el sistema 3-1. Domina bien el balón parado, sus jugadoras son guerreras y disciplinadas", resume.

Es mentar Majadahonda e Iglesias salir corriendo. Porque nunca ha ganado allí. "No, no es un campo que me traiga buenos recuerdos, normalmente suelo perder allí. Esperemos que se rompa la racha y regresemos a la senda de las victorias", remarca el entrenador blanquinegro, encantado con la aportación del club a las selecciones, tanto gallega como española. "

Tres horas antes, a las cinco, el Cidade de As Burgas recibirá al Móstoles, en una jornada que presenta el partido de los partidos, Burela-Atlético Navalcarnero.