Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Encargos para Papá Noel

Encadenar dos victorias, ganar fuera y dejar la puerta a cero, principales asignaturas pendientes de la UD Ourense en lo que va de curso - La visita del Estradense, mañana, puede suponer un antes y un después

Durán, en el momento de golpear el penalti que iba a suponer el triunfo sobre el Somozas. // Carlos Peteiro

Durán, en el momento de golpear el penalti que iba a suponer el triunfo sobre el Somozas. // Carlos Peteiro

Ahora que Papá Noel está empaquetando los regalos de Navidad quién sabe si el o los de la UD Ourense será la conquista de dos victorias seguidas, lo que los rojillos no han conseguido en lo que va de curso. Tres opciones han tenido, ninguna concretada. La primera fue en la tercera jornada, cuando al 2-0 sobre el Arosa siguió un empate frente al Pontellas en campo pontevedrés; la segunda fue a raíz de un 1-0 frente al Compostela, pero la derrota en Calabagueiros también la abortó; y la tercera la tuvo en Lugo, pero el 3-2 sobre el Bouzas en O Couto recibió un sonoro bofetón, 5-0 ante el Polvorín.

La cuarta llega este domingo contra el Estradense, desde las cuatro y media. Si consigue el triunfo, la UD Ourense empezará diciembre con 20 puntos, puede que incluso entre los ocho primeros. Por detrás dejaría a los pontevedreses, un recién ascendido que llega al partido con la misma puntuación.

Otra de las asignaturas pendientes de un equipo que poco a poco va ganando solidez en casa son los partidos a domicilio, siete salidas y ninguna victoria. Si exceptuamos la tercera, el derbi contra el Ourense CF, los de Currás sacaron puntos en las cuatro primeras, de uno en uno eso sí. A partir de la última igualada -las tres han sido con el mismo resultado, 1-1,- los reveses han sido el pan habitual fuera, tres derrotas recibiendo once goles.

La puerta a cero

Una tercera petición, ésta mejor para los Reyes Magos, es la necesidad que tiene la UD Ourense de dejar la portería a cero. Porque sumas si lo haces, es de cajón. Pero pese a que Ángel Díez está acreditando ser uno de los mejores guardametas de la liga, pese a haber sacado un buen número de balones de gol en los catorce disputados, el último, decisivo, al filo del descanso contra el Somozas, un pelotazo a bocajarro que era el 2-2, la realidad dice que únicamente dos partidos no ha tenido el cántabro que recoger ninguna pelota de la portería. Las dos veces fueron en el campo de O Couto, en las victorias sobre Arosa y Compostela. En todos los demás partidos han encajado gol los rojillos, desde la derrota contra el Barco, y menos contra el Bergantiños, más de uno además.

De un plumazo pueden acabar los ourensanos con dos de los déficit, les quedaría únicamente el de ganar fuera. Tiempo van a tener para preparar el próximo partido como visitantes, el día 15 en As Pontes. Antes será el turno de la selección gallega, que ocupará los días 6, 7 y 8 para disputar en Portonovo, Vilalonga y A illa de Arousa la Copa de las regiones Uefa.

Compartir el artículo

stats