El mundo del motor toma Taboadela durante el fin de semana. Lo hace con motivo de la segunda edición de la Subida a la localidad ourensana, última cita del campeonato gallego de montaña. Ha habido que esperar doce años para recuperar la competición, de manera que el trazado será el mismo que en 2007, cuando puntuaba para el trofeo de Galicia de montaña.

La recuperada prueba, de la mano de la recién creada Escudería Taboadela, acercará a la provincia de Ourense un certámen autonómico que ya tiene ganador, el piloto pontevedrés Alexis Vieitez, y que contará con una excelente inscripción tanto en monoplazas como en turismos carrozados.

El trazado, de algo más de cuatro kilómetros, será el ya conocido de la OU-40, que une los concellos de Taboadela y Allariz. Partirá la carrera delante del concello, quedando la meta en el kilómetro 13,57.

La mañana del sábado será el turno para las verificaciones técnicas y administrativas. La primera manga será de entrenamiento, a las doce, para acometer acto seguido las dos carreras oficiales de la primera jornada.

La manga de entrenamientos volverá el domingo, a las nueve y media, para continuar con dos carreras oficiales, estando previsto el final de las competiciones alrededor del mediodía. La entrega de premios y trofeos está prevista para las dos de la tarde en la plaza del concello de Taboadela.

Una vez retomada la prueba, la intención ahora es que la prueba automovilística ourensana se consolide en el calendario gallego.