Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UD Ourense no encuentra el punto

Los rojillos se adelantan con un gol de Iago Blanco pero terminan cediendo un empate ante un Bergantiños que acabó más entero - A balón parado llegó la igualada después que la pelota fuese de un palo a otro

El guardameta del Bergantiños Canedo saca un centro que se envenenó del rojillo Alfredo, ayer en el campo de O Couto. // Carlos Peteiro

El guardameta del Bergantiños Canedo saca un centro que se envenenó del rojillo Alfredo, ayer en el campo de O Couto. // Carlos Peteiro

A trompicones continúa la temporada de la UD Ourense, que tan pronto gana como pierde pero sobre todo empata. Ante el Bergantiños llegó la quinta igualada, después que Iago Blanco adelantara a los rojillos cercano el descanso y Rubén Rivera equilibrara poco antes de llegar al ecuador del segundo tiempo. Del mal el menos, los coruñeses estuvieron más cerca del triunfo, acabaron malgastando ocasiones claras de gol.

El fantasma del Choco, aquello de recibir gol en la primera llegada, se paseó por el campo de O Couto cuando un pelotazo equivocado de Ángel Díez acabó en Duque, cuyo centro no acertó a empalar bajo palos Cano.

Fue la primera media hora de poco riesgo, de ritmo bajo, muy bajo. Sólo llegaban los visitantes, Duque intentó marcar con el tacón una pelota de Rubén Rivera. A la UD Ourense le costaba salir, Carlos anduvo desaparecido, lejos del nivel de partidos precedentes, y por la izquierda tampoco Marquitos era capaz de generar.

Todo empezó a cambiar a los 28 minutos, cuando una fantástica dejada con el exterior de Iago Blanco para la entrada de Marquitos acabó con un derechazo del vigués que salió por el fondo porque Antonio metió una bota providencial. En el saque de esquina, el disparito de Tiago desde la frontal encontró una débil respuesta del portero que Iago, ni a la primera ni a la segunda, fue capaz de concretar en gol.

Se abrió el partido, por fin, Iago López la pegó muy arriba en una muy buena posición y el otro Iago, el de la UDO, controló muy bien pero pegó a la pelota con la derecha muy por encima de los tres postes.

En el minuto 39, Marquitos se inventó un pase espectacular al espacio para la entrada de Iago Blanco, que encaró al portero y le superó por bajo, junto al poste.Tercer partido consecutivo haciendo gol del ariete rojillo.

No se arredró el Bergantiños, que tuvo tiempo para dos llegadas peligrosas, un pelotazo de Rivera desde la frontal que chapó bien Ángel y un centro con muy mala intención de Remeseiro que Josu sacó en el primer palo.

La UD Ourense tuvo el partido en los primeros minutos de la reanudación. Porque mientras el rival decidía si irse con todo a por el partido o esperar un poco, los de Currás encontraron espacios para fabricar contragolpes. Ninguno provocó un 'uy' en la grada, pero la facilidad con la que irrumpían los rojillos presagiaba el 2-0. Una notable conducción de Champi la acabó mal Marquitos al centrar, otra del ex del Alondras acabó con un tiro sencillo para el guardameta.

Hasta aquí, debieron decir los de Figueira. Un balón largo al que Ángel debió salir acabó con el cántabro rechazando el pelotazo de Duque. Acusó el golpe el Ourense, que perdió el medio campo y se santiguó. Ahora era el Bergantiños el que llegaba fácil, Cano remató muy alto un balón de Rivera.

Con todo, el empate llegó a balón parado. Un saque de esquina acabó con un cabezacito bombeado de un palo a otro, allí apareció Bilal para pegarle duro y Rivera para remachar en el poste contrario después que la pelota recorriera toda la línea de gol.

Reestablecido el equilibrio llegaron los cambios, pero la UD Ourense no se acercó más al gol. Corzo tapó a Rivera en el punto de penalti, Ángel sacó el de Duque a bocajarro, Alex Diéguez llegó tarde en el segundo palo... Otro punto pero otro partido sin ganar.

Compartir el artículo

stats