El COB salió malparado de Alicante, un pésimo tercer cuarto le sepultó. Un base de 37 años, Pedro Llompart, bailó a los ourensanos, que se fueron del partido antes de tiempo. Cuenta nueva rápido porque el miércoles llega el Valladolid.

El arranque fue de claro color alicantino, que a los cuatro minutos ya había puesto siete puntos de por medio, 9-2. En cuanto Ott calentó la muñeca se apretó el marcador, 14-12 después de un triple más falta y otra cesta de tres de Alvarado. Volvieron a demarrar, los alicantinos apareció de nuevo Ott desde más allá de la línea, 18-16 al final de los diez primeros minutos.

En el segundo cuarto ya tomaron la delantera los ourensanos, primero tímidamente, apenas por una canasta, después de forma más seria, 20-27, 21-29. Fueron estos minutos 'territorio Tshikaya', de manera que el francés anotó nueve puntos y cogió tres rebotes como quién no quiere la cosa. Con todo, un parcial de 8-0, con Llompart yBamba Fall repartiéndose los puntos, equilibró las fuerzas, 29-29. En pleno tuya mía, un triple de Tshikaya supuso el 29-32, un dos más uno de Fall un nuevo empate, 32-32. El nigeriano era imparable para la defensa gallega, siete puntos y cinco rebotes como el que cose una bufanda.

Se aturulló entonces el COB, que en muchos de los ataques hasta el descanso ni siquiera consiguió tirar. Las pérdidas lastraron a los de Gonzalo García, que primero cedieron el mando y después, tras dos puntos de Schmidt, marcharon tres abajo al descanso, 36-33.

No había noticias de los exteriores del Ourense, no había anotado ni Wood ni Edu Martínez, tampoco Van Wijk. Tshikaya, Balaban y Serrano por dentro y Ott eran los que sostenían la nave.

El segundo tiempo acabó comiéndose el COB la posesión, con la segunda falta de Ott, sobre Pitts cuando se disponía a lanzar de tres. No falló ninguno, con lo que Alicante se marchó 41-35. La cosa fue a peor, un parcial de 7-2 obligó al tiempo muerto visitante, 48-38. Más 11 llegaron a tener los locales, contrarrestado con un triple, 49-41.

Las diferencias se estabilizaron en torno a los diez puntos, 51-41, 53-43, se dispararon hasta los catorce después de un triple de Llompart, 56-43, y acabaron el cuarto en dieciséis porque los ourensanos no cerraron el aro cuando un lanzamiento del balear ni lo tocó, 61-45.

Un horror

Alicante sobrepasó la veintena de puntos de ventaja a falta de ocho minutos, 67-46, 78-51 en plena descomposición, 85-53 ante un COB que había bajado los brazos, 85-58 con el bocinazo.