16 de septiembre de 2019
16.09.2019
baloncesto - Copa Galicia

El primer triunfo llegó en Lugo

Los ourensanos derrotan al Breogán y se enfrentarán el viernes al Marín en territorio pontevedrés en el paso previo a la final del próximo domingo contra el ACB Obradoiro

16.09.2019 | 02:32
Ott intenta puntear un lanzamiento, con el francés Tshikaya a la expectativa, ayer en Lugo. // El Progreso

El Ourense Baloncesto escogió el mejor momento para ganar el primer partido de la pretemporada. Escogió el oficial, el de la Copa Galicia, el que disputó en Lugo contra el Breogán. 62-66 ganaron los de Gonzalo García, que agradecieron los refuerzos de Ott y Wood y se encontrarán ahora contra el Marín el viernes en la localidad pontevedresa. Si vuelven a ganar, el final de trayecto será ante el ACB Obradoiro.

Empezaron a toda mecha los lucenses, que en un pis pas ya ganaban 7-2. En unos minutos de alternativas, dos triples de Edu Martínez voltearon el marcador, que volvió a ver a los locales por delante gracias a seis puntos seguidos del mundialista dominicano Dago Peña, 19-14 al término del primer cuarto.

Los diez minutos previos al descanso arrancaron con una combinación fulgurante entre Alvarado y Tshikaya que terminaba con canasta del francés más tiro adicional. Acto seguido debutaba Connor Wood, aparición del canadiense que dio paso a los mejores minutos de los ourensanos, que de la mano de Alvarado dominando el tiempo de juego, Balaban y Van Wijk haciendo daño en la zona y Edu Martínez anotando desde fuera tomaron las primeras diferencias, 24-36, recortada hasta el 29-38 después de dos técnicas a Gonzalo García, que acababa fuera del partido.

Unos y otros apretaron en defensa a la vuelta de vestuarios, de manera que los minutos pasaban y los puntos no llegaban. El Breogán fue recortando, pero como una hormiguita, demasiado despacio. A siete puntos de los ourensanos llegaron a colocarse los de Epifanio, incapaces de llegar más allá.

Nueve puntos eran los que tenía que manejar el Ourense en el cuarto definitivo, después del 42-51 con el que se cerró el tercer periodo. En un partido marcado por los bajísimos porcentajes en el lanzamiento de tres puntos, 2 de 22 para los locales, 7 de 25 para los visitantes, la superioridad del COB en el rebote, 46 por 38, terminó resultando determinante. Porque la victoria hubo que sudarla, máxime cuando los lucenses provocaron doce pérdidas de balón de los ourensanos en la segunda mitad.

Un parcial de 11-2 colocó el marcador en un pañuelo, 52-53 a falta de seis minutos. Anotó Ott de tres, contestó Peña; anotó un triple Martínez, respondió Arco con un 2+1. 62-62 y poco más de un minuto por delante. Falta sobre Alvarado, que anota el primer tiro libre y falla el segundo, 62-63, pero la bola sigue siendo visitante. Saca el canario y cesta más adicional para Van Wijk, el 62-66 final.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook