Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Envialia y Cidade saltan al ruedo

ä Las blanquinegras reciben al Leganés y las verdiblancas comiezan en la cancha del Xaloc Alicante ä "Estamos muy verdes", adelanta Gonzalo Iglesias ä "Sabemos lo que nos espera", revela Manolo Codeso

Sara Moreno se dispone a golpear la pelota rodeada de rivales durante el Envialia-Cidade de As Burgas del pasado 31 de agosto. // Iñaki Osorio

Ourense Envialia-Leganés y Xaloc Alacant-Cidade de As Burgas. Arranca la Primera división del fútbol sala femenino, de nuevo con dos equipos ourensanos en la línea de salida. Las blanquinegras dejaron el listón tan alto el curso pasado, terceras, que superarlo parece una quimera. Sin embargo, Gonzalo Iglesias, el timonel, afronta el reto "porque tenemos mejor plantilla"; las verdiblancas comparecen en el campo de otro recién ascendido con el mismo equipo que compitió la temporada pasada en Segunda, porque la única cara nueva, Lucía Nespereira, es baja en el primer desplazamiento. Alas cinco en el pabellón de Os Remedios; a las siete y cuarto en la Costa Blanca.

El Envialia espera al Leganés sin Laura Doce ni Leti, con lo que Uxía, de apenas quince años, será la guardameta suplente. Ahora hay abundancia y hay que hacer convocatorias, de ahí que Zaide y Andrea queden fuera.

Los problemas en el Burgas no son deportivos, son de logística. La gota fría que asola el Levante español, que ya ha aplazado dos partidos, el Roldán-Majadahonda y el Esplugues-Ucam Murcia, también ha afectado a las ourensanas, que salieron con dos horas de retraso (comieron a las cuatro y media de la tarde) para afrontar un partido que en principio se jugará. Al filo de las siete acababan de dejar Madrid, sobre las once y media de la noche tenían prevista la llegada, Porque la Federación, inflexible, las obligó a ponerse en carretera.

"Estamos muy verdes, muy lejos del equipo que queremos ser", relata Iglesias. "Tenemos mejor plantilla que el año pasado, el nivel ha subido, la prueba es que tenemos que hacer convocatorias porque todas no pueden entrar. Y tenemos más gol, algo fundamental. En el último amistoso contra el Amarelle teníamos cuatro o cinco bajas y seguimos sacando un equipo competitivo, la competencia en los entrenamientos la agradecemos todos", añade el entrenador blanquinegro, que no esconde la importancia de comenzar ganando en casa. "Tenemos que seguir siendo fuertes como locales, competir bien manteniendo la identidad del año pasado, podemos tener un nivel mayor durante los cuarenta minutos. Nada, tres puntos y a seguir".

Objetivo mucho más modesto tiene el Cidade, que afronta una competición cada vez más profesional con las mismas que el año pasado jugaban en Segunda. Porque Nespereira no estará en muchas de las salidas.

¿Están preparados para perder muchos partidos? "Sabemos lo que nos espera, también que bajan cuatro equipos, que son muchos. Además de Burela y Atlético hay ocho o nueve equipos a los que va a ser difícil meterles mano. La intención es no descolgarse, pelear cada punto y que todos aquellos que pasen por nuestro campo sufran, que el Atlético tenga que trabajar mucho para ganar aquí", remarca Manolo Codeso, el entrenador. "Hacernos fuertes en casa va a ser clave. Tenemos una ilusión enorme, tenemos que explotar esta posibilidad que nos hemos ganado de jugar con los mejores".

Compartir el artículo

stats