El campo de O Couto no acoge un partido de carácter oficial desde hace cerca de cuatro meses, en concreto desde el 12 de mayo, cuando ya sin nada en juego los rojillos igualaron con el ya descendido Laracha, 2-2, después de haber ido ganando 2-0.