Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arosa SC, el eterno aspirante

El conjunto pontevedrés, una temporada más bajo la batuta de Rafa Sáez, perdió a su goleador, Sylla, reemplazado por Pedro Beda, baja en Ourense - Los rojiblancos, entre los que ganaron el primer partido

Un jugador del Arosa intenta escapar de un rival, durante la primera jornada de liga. // Abella

Un jugador del Arosa intenta escapar de un rival, durante la primera jornada de liga. // Abella

Pocos cambios en el Arosa, el rival el domingo en el campo de O Couto, desde las siete. No en el banquillo, ocupado una temporada más por Rafa Sáez, uno de los grandes entrenadores del fútbol gallego. La baja más llamativa es la del senegalés Sylla, el goleador rojiblanco, que subió un escalón para jugar en el Coruxo, en la Segunda B. El conjunto pontevedrés encontró recambio en Pedro Beda, un brasileño que cambió Linares por Vilagarcía. El ariete firmó el domingo el gol con el que los arousanos derrotaron al filial del Lugo, pero acto seguido fue expulsado por liarse a discutir con los árbitros. Resultado, dos partidos de suspensión, con lo que será baja en Ourense. Cissoko será su sustituto si el tránsfer llega a tiempo.

El exCD Ourense Manu Taboas sigue siendo el guardameta del Arosa, que se ha renovado en los laterales. Desde el Rápido de Bouzas llegaron el hispano argentino Adrián Gómez, un veterano de 35 años, y Sergio Cotilla, de 27. Otro futbolista con mucho pasado, Pedro García, salido de la cantera del Celta, con experiencia en Segunda B, llegó desde el Ourense CF para reforzar el medio campo.

Dejaron el equipo, más allá de Sylla, Cristóbal Juncal, tío de Iago Aspas, el valenciano Luis García, que volvió a casa para jugar en el Alzira, o Chiqui, delantero extremeño de 21 años que recaló en el filial del Lugo.

El hándicap con el que parte el conjunto arousano es que Sáez maneja una plantilla muy corta, de apenas 18 jugadores. A favor, que muchos de sus jugadores ofrecen diferentes alternativas sobre el terreno de juego. Con todo, en las quinielas de los que saben de esto aparece entre los llamados a pelear las primeras posiciones. Porque el objetivo de acabar entre los cuatro primeros no aparece como prioritario, al fin y al cabo no disputan unas eliminatorias por el ascenso a la categoría de bronce del fútbol español desde hace 27 años.

El curso pasado

UD Ourense y Arosa empataron, 1-1, en el partido de la temporada pasada, el 27 de octubre, en la décima jornada. La particularidad de aquel partido es que no se enfrentaron en el campo de O Couto, lo hicieron en el municipal de San Rosendo de Celanova. Sylla adelantó a los rojiblancos al filo del descanso y Josu igualó antes de que se cumpliese el cuarto de hora de la segunda parte. Ya no se movió más el marcador. Uno no estará seguro sobre el campo, ha cambiado de equipo y de categoría, el otro, aun sin haberse movido, es altamente improbable juegue el domingo.

Compartir el artículo

stats