Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un club familiar con una buena acogida

La UD Ourense ha incorporado a nuevos jugadores a su plantilla como Champi, Iago Blanco o Ángel Díez, entre otros. "Estamos muy contentos con las nuevas incorporaciones porque son gente que viene a ayudar a que el Club siga creciendo", señala Rubén Durán.

Además, el centrocampista y capitán de los rojillos entiende que la acogida de los fichajes está siendo buena porque son "un Club muy familiar que destaca por la cercanía del grupo y su interés por ponerle las cosas fáciles a todos los compañeros que llegan nuevos".

El centrocampista Rubén Durán se incorporaba al proyecto de la UD Ourense en el verano de 2016, después de cerrar su etapa profesional en Marbella. En el aspecto individual, el capitán de los rojillos se ve "al mismo nivel que el año pasado". Afirma además tener muchas ganas de coger la forma necesaria para empezar la temporada a finales de agosto. "Tengo mucha ilusión en que sigamos creciendo y hagamos las cosas cada vez mejor", sostiene.

Su deseo es comenzar la temporada del mismo modo en que lo hicieron el año pasado. En el camino no se olvida de que se toparán con grandes equipos que les pondrán las cosas complicadas.

En la lista de los partidos que disputarán a lo largo de la temporada hay algunos que ansía de un modo especial. "Aquellos contra los rivales que en teoría tienen bastante nombre como el Fabril, Compostela, el Rápido de Bouzas, el Arosa o el Alondras", enumera. Tampoco se olvida de los tradicionales derbis contra el Ourense C.F., el C.D O Barco o el C.D. Arenteiro. No obstante, tiene claro que "hay que adaptarse a todos los rivales". "Cada uno tiene sus armas y las intenta explotar lo mejor que puede frente al otro equipo que busca contrarrestarlas", afirma.

Si hay algo que caracteriza a la UD Ourense es la pasión de su afición. A los fervientes seguidores rojillos Rubén Durán sólo les pide una cosa: "Que no cambien nunca". "Ojalá la afición siga siempre como hasta ahora porque incluso cuando vamos a jugar fuera parece que estamos como en casa", apunta. Durán lo entiende como algo recíproco. "Como equipo siempre nos dejamos todo en el campo, por tanto la afición nunca nos va a poder echar nada en cara. Nosotros a ellos tampoco porque siempre nos están apoyando, incluso en los momentos difíciles. Este año esperamos darle más alegrías que tristezas", dice.

Compartir el artículo

stats