Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UD Ourense planta cara en su casa

Los rojillos caen ante una Ponferradina de Segunda superior sobre el terreno de juego - Los locales reaccionaron a la superioridad berciana gracias a un tanto de Carlos en el segundo tiempo sin ser suficiente

Jon Pérez y Fernándo Currás, en buena sintonía, minutos antes del inicio del partido. // Iñaki Osorio

Jon Pérez y Fernándo Currás, en buena sintonía, minutos antes del inicio del partido. // Iñaki Osorio

La UD Ourense cae derrotada ante la Ponferradina en el V Memorial del Club Deportivo Ourense. Desde el inicio del primer tiempo, el equipo berciano destacó por su control del juego basándose en juego de toque y triangulaciones por ambas bandas. Al frente una UD Ourense más centrada en contener el juego del rival y aprovechar balones largos y errores en la zaga contraria.

La primera jugada de claro peligro del partido llegó de mano de la Ponferradina en el minuto 18 con un balón al palo después de ganar la espalda a la defensa ourensana.

Tan solo cuatro minutos después, tras un saque de falta al borde del área, los bercianos estrellaron otro balón al palo propiciando el gol de Russo, tras aprovechar el rechace frente a una defensa estática que observaba el balón en el área pequeña mientras el delantero la introducía dentro de la meta de Ángel Díez.

El equipo ourensano no encontraba su juego con el que generar serio peligro al cancerbero Gazzaniga. Tras un breve descanso propiciado por el árbitro para refrigerarse ante las altas temperaturas en O Couto, los rojillos parecieron despertar pero sin precisión en el juego ni pegada. Prueba de ello es la falta de coordinación del mediocampo con la delantera al final del primer tiempo, más centrados en contener que en generar peligro a una Ponferradina muy ofensiva.

El equipo berciano centró su juego en el movimiento constante del balón y la apertura del campo a través de sus bandas con un planteamiento claro de cómo querían jugar lo que supuso una ventaja frente a los locales que no encontraban su sitio en el campo.

Tras el pitido que daba comienzo al segundo tiempo y los respectivos cambios de alineaciones, los rojillos mostraron otra cara mucho más ofensiva gracias al buen trabajo de Dacoba con constantes presiones al rival y bajadas para recuperar el balón en el medio del campo. También destacó el control en la defensa por parte de un Alfredo muy seguro de su cometido. Todo ello no fue suficiente para evitar el segundo tanto de los visitantes a cargo de Buenacasa tras controlar un balón al espacio por encima de la defensa desde el medio del campo, regateando posteriormente al portero y rematando a puerta vacía.

La reacción de los ourensanos no se hizo esperar. Tan solo nueve minutos, en el 64, los rojillos recortaron diferencias gracias al tanto de Carlos propiciado por un balón al espacio procedente de un rechace de un tiro a puerta de su compañero, ante el que la Ponferradina no tuvo nada que hacer.

A partir de este instante, la UD Ourense se creció y aumento su intensidad llegando por momentos a dominar el segundo tiempo y obligando a la Ponferradina a cambiar su juego de toque y buscar espacios en largo para hacer frente a la presión de los rojillos. Todo ello no fue suficiente para amedrentar a los bercianos y cuatro minutos después Borja evitó el tercer tanto en un parada magistral con un cara a cara con el delantero de la Ponferradina.

Compartir el artículo

stats