El jueves llega al campo de O Couto el Barco, octavo clasificado, tres puntos por detrás de la UD Ourense. También viene de perder, contra el Racing de Ferrrol.

- ¿Son buenas las sensaciones?

- Tenemos muchas ganas de volver a ganar, vamos a jugar en casa, contra un rival directo, no nos planteamos no hacerlo. Por suerte el partido es el jueves, mucho mejor que si fuese el domingo. Por mí jugaríamos cada tres días. Llevamos dos temporadas muy exigentes en lo mental y tenemos que oxigenar las cabezas, el jueves tiene que verse el carácter que tiene este equipo.

- En caso de salir de los puestos de promoción, ¿le afectaría al equipo?

- No. Ni estaremos clasificados si ganamos el jueves ni estaremos fuera si no lo hacemos. Estamos en el final de liga y tenemos delante un reto apasionante que tenemos que disfrutar.

- En los últimos siete partidos, excepto contra el Ferrol, cero, y Arosa, uno, en el resto siempre dos o más goles en contra. Habrá que taponar ese boquete...

- Está claro, pero eso es algo que intentamos todos, ningún equipo quiere recibir dos goles por partido. Sabemos que así es muy difícil ganar. Pero no debemos detenernos en eso, a veces los números son engañosos, no es lo mismo recibirlos al final porque estás volcado en ataque. El equipo no me gustó en Porriño, que ellos tuvieran diez ocasiones y nosotros veinte no es nuestra idea para este equipo. Lo que quiero de los números es que nos digan que estamos sumando de tres en tres.