02 de marzo de 2019
02.03.2019

Cardoso planea repetir once en Ipurua

El técnico celeste volverá a jugar ante el Eibar con defensa de cinco hombres y Okay y Lobotka en el eje de la medular ä Boufal y Jensen se disputan una plaza en el frente de ataque junto a Brais Méndez y Maxi Gómez

02.03.2019 | 02:45
Cabral atrapa un balón, durante un ejercicio junto a Hoedt, Juncà (de espaldas), Jozabed y Jensen, ayer tarde en A Madroa. // José Lores

Todo el pescado parece vendido para Ipurua. Las buenas prestaciones defensivas ofrecidas en el último desplazamiento a Mendizorroza y la convicción de crecer desde la seguridad para poner distancia con los puestos de descenso (ahora a dos puntos) son argumentos de peso para repetir mañana frente al Eibar la fórmula que funcionó para mantener la portería a cero ante el Deportivo Alavés con los mismos hombres que iniciaron el partido en el estadio vitoriano.

Las peculiares características de Ipurua, un campo más estrecho de la habitual y proclive al juego directo, pero sobre todo la fisonomía del Eibar, un equipo sumamente agresivo que acostumbra a situar dos puntas en el área rival y que saca un enorme partido a los centros laterales, refuerzan la convicción del técnico de fortalecer la retaguardia como punto de partida para buscar el triunfo con futbolistas que favorezcan el gobierno de la pelota, (Okay, Lobotka, Jensen, Brais) aun a costa de perder filo.

La defensa de tres centrales volverá a ser la seña de identidad del Celta mañana ante el Eibar. Cardoso ha ensayado esta semana con los mismos cinco defensas que brillaron en Mendizorroza, lo que hace pensar que Gustavo Cabral iniciará de nuevo el choque en el banquillo. Salvo que hoy se produzca algún contratiempo, todos los indicios apuntan a que el preparador celeste formará con Hugo Mallo y David Juncà en los flancos y David Costas, Néstor Araújo y Wesley Hoedt en el eje de la línea.

Okay Yokuslu y Stanislav Lobotka, mientras, se perfilan de nuevo como titulares al frente de la sala de máquinas. La imponente presencia física del medio centro turco, su dominio del juego aéreo y buen ojo para dar salida a la pelota parecen haber encontrado un eficaz complemento en el dinamismo, visión de juego y destreza del eslovaco en la conducción del balón. Beltrán y Jozabed aguardarán previsiblemente su oportunidad en el banquillo.

El medio campo celeste lo completarán Mathias Jensen, que podría jugar su tercer partido (y segundo consecutivo como titular) desde que firmó el pasado verano con el Celta. Aunque su capacidad de desborde es menor que la de Boufal, el danés proporciona mayor control a la tenencia de la pelota, cualidad que, en las actuales circunstancias, Cardoso parece preferir al desequilibrio que aporta el individualista atacante franco-marroquí. El danés se situaría arrimado a la banda izquierda, mientras que Brais Méndez se movería por la derecha. Por delante de ambos, Maxi Gómez repetirá como referencia en punta.

Una de las grandes incógnitas de la semana es si el preparador luso va a incluir en la convocatoria a Emre Mor, a quien el club levantó el castigo que le ha tenido el último mes ejercitándose al margen del grupo, y a Pione Sisto, un hombre que ha perdido mucho protagonismo esta temporada, al que el técnico ya dejó fuera de la partida para Mendizorroza, y que se ha perdido esta semana dos entrenamientos por motivos personales.

La baja por lesión de Iago Aspas (a la que hay que añadir la de Kevin Vázquez) hace pensar que Cardoso volverá a incluir en la convocatoria al delantero del filial Emmanuel Apeh, quien ya entró en la lista para Vitoria y se ha estado entrenando toda esta semana con el primer equipo. De la partida será también muy probablemente Ryad Boudebouz, ausente frente al Alavés por sanción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook